Carniceria (NA)

(Foto: NA)

 

La Asociación de Carnicerías de la Capital Federal evaluó que será "muy difícil" que se cumpla el acuerdo del Gobierno en el marco de las nuevas medidas económicas con los frigoríficos para ofrecer cortes más baratos, mientras que en la Casa Rosada ya preparan las medidas para poner en marcha el nuevo esquema de precios para la canasta de 64 productos básicos.

 

"Ojalá esto se cumpla, vendría bien para la gente necesitada porque la carne está cara, pero será muy difícil", sostuvo el presidente de la Asociación de Carnicerías, Alberto Williams, al referirse al acuerdo con los frigoríficos exportadores para ofrecer asado, vacío y matambre a $149 el kilo.

 

Noticias relacionadas

Williams enumeró una serie de inconvenientes para ese plan de cortes más baratos, entre ellos, que la cantidad de 120.000 kilos semanales es "muy poca" y que la entrega de esa mercadería "se hace en el Mercado Central, las carnicerías no están incluidas".

 

Al respecto, subrayó que "puede ser que las cadenas de supermercados tengan carne a ese precio, pero lo que pasa siempre es que el cliente va y le dicen que no tienen porque no le entregaron" y que "además, lo que compran en Liniers a $149 el kilo no lo van a vender al costo".

 

Williams también cuestionó que el programa lanzado por el Gobierno "arranca recién en 15 días" y agregó: "Háganlo bien o no lo hagan, porque no sirve". La medida forma parte del nuevo programa Precios Esenciales (complementario de Precios Cuidados) con el que
el Gobierno intenta congelar los precios de 64 productos de la canasta básica por seis meses y que ya generó críticas y dudas por parte de distintos sectores.

 

El Poder Ejecutivo anunció que esa canasta estará disponible a partir del 22 de abril pero les dará una semana de tiempo a los supermercados para implementar el programa y luego los incumplimientos podrían sufrir multas de hasta 200 millones de pesos.

 

Para controlar el programa, el secretario de Comercio Interior, Ignacio Werner, les pidió a las
organizaciones de defensa del consumidor que alerten por faltantes o subas de precios no pactadas.

 

La Secretaría de Comercio Interior cuenta además con 350 inspectores para controlar los 2.415 puntos de venta del programa Precios Cuidados, donde está incluido el Precios Esenciales de Cambiemos.

 

Ante las dudas por la posible aplicación de la Ley de Abastecimiento -norma que el kirchnerismo utilizó con Shell- el Gobierno hizo saber que se basará en los recientes cambios a la Ley de Lealtad Comercial (22.802). Werner destacó la importancia de esos cambios porque prevén "proteger al comerciante y empresario pyme", pero también "mejorar la competitividad de las empresas a través de la sanción de las prácticas desleales".