Alquiler - pagos

Noticias relacionadas

 


El aumento del precio por mes de la vivienda, sumando entre alquileres, expensas e impuestos municipales hace que los inquilinos busquen otras alternativas más económicas.

 

Un departamento en un barrio más alejado del centro porteño puede reducir en algunos miles de pesos el gasto final, mientras que en municipios cercanos a la Ciudad, incluso, el alquiler puede llegar a ser hasta un 40% más barato.

 

El valor promedio del alquiler de un departamento de dos ambientes en Buenos Aires está cerca hoy en día de los $15.473. Pero hay otras realidades. En el sur porteño, por ejemplo, el costo promedio baja hasta $9362 considerando los barrios de Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo. En la otra punta, en el barrio de Palermo ese costo mensual ya supera los $18.800.

 

En la localidad de Avellaneda, por caso, el alquiler promedio es de $8858, un 42% más bajo que la media porteña. Es la localidad más económica para encontrar un departamento de dos ambientes en las ciudades linderas a la Capital Federal. Muy cerca, el partido de Tres de Febrero tiene un costo de $8981. Apenas más caros son Lanús ($9452 en promedio), La Matanza ($9616), Lomas de Zamora ($9758) y San Martín ($10.320).

 

Más lejos de la Ciudad de Buenos Aires los precios son incluso más bajos aún. En La Plata, un dos ambientes cuesta en promedio $9820, 36% menos que en CABA. En Quilmes y Florencio Varela los precios son entre 33 y 34% más bajos. Los datos de Properati marcan que, para el caso de un departamento de tres ambientes, la distancia de costo entre la Capital y Avellaneda es incluso superior y llega al 43%. Para establecer los precios promedio se eliminó a Puerto Madero de la muestra, que es claramente más caro que el resto de los barrios.

 

La dura crisis económica, la suba de los precios de los alquileres y el desplome del poder de compra del salario obligaron a los inquilinos a buscar opciones más baratas cuando llegó el momento de renovar un contrato de locación. También, tal como surge de un informe la Federación Nacional de Inquilinos, de rescindirlo anticipadamente.

 

Según ese estudio, más del 30% de los contratos debió ser terminado antes del vencimiento. Y esta tendencia, además, es más marcada en el caso de los inquilinos más jóvenes (entre 18 y 24 años), que alcanza el 34,8%.

 

La Defensoría del Pueblo porteña agregó otro dato que marca lo dramático de la situación. El departamento que atiende reclamos de locatarios registró que hace un año las consultas por dificultades para el pago de la mensualidad eran el 21% del total. A principios de año esa cifra ya había alcanzado al 37%.

 

Con este marco, la búsqueda de alternativas de vivienda más baratas aparece como una tarea obligada para algunos inquilinos. Pese a la brecha de precios entre la Ciudad y el primer cordón del Conurbano, los especialistas del sector inmobiliario ven improbable una suerte de "migración" de inquilinos expulsados del mercado porteño hacia el bonaerense.