Reina Isabel II, Inglaterra, Reuters

(Foto: Reuters)

 

Este 21 de abril, Isabel II, la reina de Inglaterra cumple 93 años y parece ser inmune a todo, pero los años han pasado y dejaron sus marcas indelebles sobre su humanidad. Más allá de haber sobrepasado con éxito difíciles momentos, como por ejemplo la Segunda Guerra Mundial, la monarca acusa recibo de otros golpes que podrían dañarla mucho más.

 

Los escándalos familiares y, sobre todo el enfrentamiento que siempre ha tenido con otras mujeres de la familia real, entre ellas Camilla Parker-Bowles, Lady Di y ahora Meghan Markle.

 

Noticias relacionadas

los tiempos se aceleran y para dejar documento de lo cerca que podría estar el final de sus días, el pasado 28 de junio, en plena misa, Isabel abandonó la catedral de San Pablo por un mareo, piernas vacilantes, y retorno al palacio.

 

Allí se activaron todas las alarmas y empezaron los ensayos del programa secreto "London Bridge" (alusión a la canción infantil "El puente de Londres ha caído"): el minucioso paso a paso a seguir después de su muerte que ella misma dictó durante los últimos años paso a paso, además de aprobar o rechazar las sugerencias de los maestros del protocolo. Un ejercicio bautizado como "Castle Dove", preparado para el "Día D+1": un día después de la muerte.

 

Reina Isabel II, Inglaterra, familia real, Reuters

(Reina Isabel II y parte de la familia real británica. Foto: Reuters)

 

Apenas un minuto después del último suspiro, quien se encargará de constatar su muerte será el médico personal de Su Majestad. El segundo en conocer la noticia será Edward Young, su secretario privado, que desde un teléfono de línea inviolable y reservado para ese fin, le dará la noticia al primer ministro.

 

Posteriormente, la noticias de dará a conocer al pueblo mediante –exclusivamente– de la Press Association: la agencia de noticias más importante del Reino Unido. En un inevitable ritual, un lacayo vestido con ropa de luto saldrá por una puerta del palacio de Buckingham luego de cruzar por un piso de color rosado, y fijará en esa puerta una insignia negra.

 

La página web del palacio mostrará el texto sobre fondo negro, y las radios y los canales de TV serán alertados por una luz azul parpadeante.

 

El luto en todo el Reino Unido durará doce días. Todas las banderas ondearán a media asta. La Bolsa de Londres cerrará durante el funeral, que sucederá al cuarto día contado desde su final. La ceremonia fúnebre comenzará en el Palacio de Westminster –el Parlamento del Reino Unido–, y Justin Welby, arzobispo de Canterbury, dará una misa en la Abadía de Westminster. Por nueve días habrá procesiones ante el féretro, el décimo, a las nueve de la mañana, sonará el Big Ben, y el cortejo será encabezado por mil soldados, mientras escuadrillas de la Royal Air
Force surcarán el cielo.

 

Príncipe Carlos de Inglaterra y Camila Parker-Bowles

(Príncipe Carlos de Inglaterra y Camila Parker-Bowles)

 

Aunque el dato permanece guardado bajo siete llaves, se supone que su cuerpo yacerá en la Capilla de San Jorge, Castillo de Windsor. Finalmente: los 600 miembros del Consejo Privado se reunirán en el Palacio de Buckingham, y ante ellos, Carlos, príncipe de Gales, empezará su camino hacia la Corona.

 

Recién allí, esta mujer que es parte de la historia de Gran Bretaña y Europa, encontrará descanso definitivo. El mismo descanso que no supo encontrar dentrro del palacio real con los integrantes de su familia, muy en especial, las mujeres.

 

La lista que la tuvo a mal traer empezó con Camila Parker-Bowles, como amante de su hijo Carlos, mientras este estaba casado con la fallecida Lady Di. Pero tambiém siguió con las recién llegadas, fundamentalmente con Meghan Markle, esposa del príncipe Harry.

 

Lady Di

(Príncipe Carlos de Inglaterra, Lady Di y Reina de Inglaterra)

 

Con estas damas palaciegas, los malos tragos de la reina estuvieron, siempre, a la orden del día. Tal vez por no aceptar la modernidad en su reinado, o tal vez por causas más profundas y valederas, jamás estuvo en paz, ni con ellas, ni consigo misma.

 

Meghan Markle - Príncipe Harry

(Príncipe Harry y Meghan Markle)

 

Ahora. los ánimos están más calmados. Incluso con el príncipe Williams y su esposa Kate Middleton, que serán herederos del trono seguros. Posiblemente por ese final inexorable que está por llegar.

 

Kate Middleton jugó al pool con niños en un instituto mental (Reuters)

(Kate Middleton. Foto: Reuters)