Asesinato de  Carlos Eduardo Moriggia, padre de concejal de Cambiemos Carla Moriggia

(Carlos Eduardo Moriggia, padre de concejal Carla Moriggia)

 

Un comerciante de 52 años y padre de una concejal de Cambiemos en el partido bonaerense de Pilar fue víctima de asesinato luego de recibir un balazo en el tórax durante un robo en su negocio.


Fuentes policiales informaron que el hecho se produjo durante el mediodía del sábado en una carbonería ubicada en la intersección de la calle French y la ruta 8 de la localidad bonaerense homónima.


Todo se inició cuando la víctima, identificada como Carlos Eduardo Moriggia, padre de Carla Moriggia, quien es legisladora en Pilar desde el año pasado y presidenta de la Juventud de Cambiemos en ese distrito, atendía su negocio y en un momento determinado entró al lugar un ladrón que comenzó a amenazar a los empleados empuñando un revólver con intenciones de robo.


Moriggia se enfrentó con el delincuente para resistir el asalto y en ese forcejeo recibió un disparo en el tórax.

Noticias relacionadas


El ladrón tomó el dinero de la caja, dos teléfonos celulares y las llaves de un Chevrolet Corsa verde con el que escapó hacia la autopista Panamericana.


Los empleados de la carbonería llamaron de inmediato al 911 y los policías de la comisaría Pilar 1ra., que acudieron al lugar, solicitaron el traslado de Moriggia a un centro asistencial de la zona.

 

Carla Moriggia, concejal de Cambiemos, Pilar, política

(Concejal Carla Moriggia, Cambiemos)


La víctima fue intervenida quirúrgicamente y permaneció internado en estado de observación hasta la noche, cuando falleció a raíz de las lesiones provocadas por el disparo, añadieron las fuentes.


Asimismo, los investigadores secuestraron en la puerta de la casa de la víctima una nota dirigida a un empleado que fue testigo de este hecho o de algún otro ocurrido anteriormente y la cual decía: "Medina Amado ojo levantá la denuncia que va a ser peor".


La causa quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 4 de Pilar, a cargo de Jorge Noceti, quien dispuso una serie de medidas para dar con la identidad y paradero del delincuente y a la vez investigar si hay relación entre el robo y la carta amenazante.