Lino Villar Cataldo

El médico Lino Villar Cataldo, declarado por un jurado popular no culpable de matar a balazos a un delincuente que lo asaltó en la puerta de su casa, dijo que “a pesar de que se hizo justicia” su vida no “va a volver a ser la misma que antes”, y que si “era condenado, era un hombre muerto”.

 

Villar Cataldo señaló que “la carga” que sigue “sintiendo es muy difícil de sobrellevar”, ya que “fueron casi tres años de sufrimiento” y tiene “totalmente claro” que su vida “tampoco va a volver a ser la misma que antes”.

 

El médico sostuvo que no entendió “por qué se prolongó tanto” el proceso, y que con el juicio por jurados tenía mucha más “confianza”, ya que “la justicia ordinaria no actuaba como tenía que ser correctamente”.

 

Noticias relacionadas

“Yo veía muchísima parcialidad, y un ensañamiento a mi persona que no llegaba a entender”, afirmó Villar Cataldo, y agregó: “nunca fui escuchado, nunca fui respetado por la fiscal (Noemí Carreira), y yo soy una persona tan honorable o más que ella”.

 

Además, dijo que le debe la “libertad” y su “vida” a su abogado Diego Szpigiel, ya que si lo condenaban, “era un hombre muerto”.

 

“Yo soy una persona de 64 años de edad que tiene tres stents colocados, sufro de diabetes, de hipertensión, estoy anticoagulado, ¿Usted se imagina una persona en esas condiciones en prisión? Iba a ser insoportable, iba a vivir poco tiempo", explicó el médico.

 

En cuanto a la sentencia, señaló que fue “algo bueno” no sólo hacia su persona, “sino hacia la sociedad. Es para que los jueces ordinarios realmente después obren con criterio y de acuerdo a lo que piensa la ciudadanía, porque la gente realmente está muy cansada y temerosa por todo este estado de inseguridad“.

 

“Que los delincuentes nunca pidan juicio por jurados porque siempre van a ser condenados, pero los inocentes como yo tienen que pedir eso, porque la gente como yo, la gente trabajadora, la gente honesta, la gente humilde, sí comprende y sabe lo que un inocente como yo sufre”, afirmó el médico.

 

Villar Cataldo contó también que va a solicitar “seguir con custodia” ante las amenazas de los familiares del ladrón muerto, y que “si corriera peligro la vida” de sus hijos, volvería a utilizar un arma de fuego para defenderlos.