Superliga

La Superliga consagró a Racing como su gran campeón, dio plazas para las copas continentales y marcó el destino de cuatro equipos que se fueron al descenso.

 

Sin embargo, hay muchos detalles para analizar de un torneo que contó con todos los condimentos.

 

En cuanto a los goleadores, Lisandro López terminó siendo siendo el líder de la tabla con 17 tantos. Licha sólo se perdió uno de los 25 partidos de la Academia y se consagró como una de las figuras del equipo de Coudet.

 

Noticias relacionadas

A cinco goles de distancia, aparece Emanuel Gigliotti que, aunque se fue de Independiente a principios del año, terminó con 12 tantos (en 15 encuentros). El tercer lugar entre los goleadores quedaron Federico Gónzalez de Tigre (11 goles y 22 jugados) y Luis Rodríguez (11 en 20 jugados sumando Atlético Tucumán y Colón).

Informe y estadísticas de l... by on Scribd

La Superliga terminó con total de 719 goles en 325 partidos, dando un promedio de 2,12 de goles por partido. Comparado con el torneo, cayó un poco el promedio (fue 2,26) en un torneo que todavía tenía 28 equipos.

 

Racing hizo 43 goles en el torneo y así quedó como el más goleador. Y para llegar a ese número necesitó ser el que más veces pateó al arco (136). River, que sumó 42 tantos, pateó 127 veces y en tercer lugar terminó Tigre (125 remates, 39 goles).

 

El torneo terminó con 74 penales convertidos, menos del 10% de los goles que se hicieron (719). El equipo que metió más tantos de penal fue Racing (9), luego Colón (8) y en tercer lugar, Patronato (6).

 

A nivel infracciones, el campeonato cerró con 9.040 faltas en total, un promedio de 27,8 por partido. El equipo que finalizó con más infracciones cometidas fue la Gimnasia La Plata, con 423. Banfield quedó segundo con 386 y Patronato, con 383.

 

Todos esos foules generaron 1.448 amarillas. Joaquín Laso fue el más amonestado con 12 , seguido por Damián Martínez (11) e Iván Rossi (10).

 

Hubo un total de 100 expulsiones con Belgrano e Independiente encabezando la lista con ocho cada uno. ¿Los que más vieron la roja? Carlos Auzqui, Fernando Monetti e Ignacio Canuto en dos ocasiones.