Todo por amor: Neri Cardozo no se va a jugar a México por su novia

El mendocino se negó a pasar al Monterrey, a cambio de Leandro Gracián. La negociación parecía complicada, pero un embrollo de polleras la complicó aún más. El motivo de su negativa no sería futbolístico, ni económico, sino que sería amoroso. Conozca el nombre de la mujer que no deja ir a Cardozo, y le complica la vida a Boca.
Viernes 5 de enero de 2007
Neri Cardozo se niega a pasar en parte de pago a la entidad mexicana, y se debería, presuntamente, al conocido amorío que viene protagonizando con una vedette en franco ascenso.

Los directivos “xeneizes” entregarían el 100 por ciento del pase del volante, nacido en Mendoza, para poder quedarse con el 80 % de los derechos de Leandro Gracián, hoy en el Monterrey.

La negociación parecía complicada, pero Mauricio Macri cree poder reflotarla, pero un embrollo de polleras no permite que se lleve a cabo.

Esa pollera que vuelve loco a Nery es la de Sabrina Ravelli, bailarina del espectáculo de Miguel Ángel Cherutti, “Irresistible”.

En principio, Boca no quería negociar a Cardozo y ofrecía al Monterrey a Guillermo Marino, pero dos factores se sumaron en los últimos días para que ello variara: por un lado, la insistencia del técnico Miguel Russo por lograr el pase de Gracián; por otro, la firme postura de los mexicanos de no aceptar ningún otro futbolista en parte de pago.

El joven volante “xeneize” argumentó “problemas personales” por los que no estaría dispuesto a irse antes de junio. Pero no sería esa la cuestión, tampoco es futbolístico, ni siquiera económico, es del corazón, de por amor.

La modelo y vedette está de novia con el futbolista, y Nery no quiere separarse de su gran amor, por el contrario quiere quedarse triunfando en Boca y fortificando su amor con Sabrina.