Murió electrocutada mientras cortaba el pasto en su casa

Se trata de una mujer de 56 años que se desempeña como Asesora de Menores en la provincia de Mendoza. La policía local informó que la víctima tocó accidentalmente un boyero eléctrico y recibió una descarga de 220 voltios.
Lunes 12 de marzo de 2007
Una funcionaria provincial de 56 años de edad murió cuando tocó accidentalmente con una máquina de cortar pasto un boyero eléctrico y recibió una descarga de 220 voltios en el patio de su casa quinta en la ciudad mendocina de San Rafael.

Según informó la Policía de Mendoza, la víctima fatal fue identificada como Eve Cerdá, quien se desempeñaba como Asesora de Menores en el Cuerpo Oficial Interdisciplinario de la provincia de Mendoza, cuyo cadáver fue hallado por su marido en el jardín de su casa.

El trágico hecho ocurrió anoche a las 22.00 en la vivienda ubicada en la ruta provincial 144 y calle El Moro, en el distrito de Cuadro Benegas, en una zona rural ubicada a unos 7 kilómetros del centro de San Rafael.

Según la policía, Cerdá "estaba cortando el pasto con una máquina eléctrica, con la cual tocó un cable que usaba como boyero eléctrico y recibió la fuerte descarga que le ocasionó la muerte al instante".

"La víctima recibió una fuerte descarga de 220 voltios que le provocó la muerte en el acto", dijo la policía.

Intervino el Fiscal de Instrucción Javier Hernández, quien pidió la presencia de los empleados de Energía Mendoza S.A. (Edemsa) en el lugar, y personal de la comisaría 38 quien labró las actuaciones correspondientes como "averiguación muerte".