Pasadas las 22 y después de anunciarlo con bombos y platillos, Marcelo Tinelli comenzó la temporada 2007 de “Showmatch” y junto con él la polémica. Hubo perlitas, roces y agresiones para todos los gustos.

Sin dudas “la frutilla del postre” vino de la mano de la extravagante Silvia Suller. En un principio, comenzó su participación en el programa haciendo chistes sobre el plantel de San Lorenzo. Pero no pudo con su genio y al momento de ser calificada trató de “cara de caballo” a Moria, dudó de las preferencias sexuales de Lafauci y tildó de “amargo” a Sofovich.

Suller consiguió enmudecer al propio Tinelli que, a sabiendas de que el rating se ponía caliente con cada improperio de la rubia, dejó que se peleara con todo el mundo.