Inundaciones, derrumbes, heridos y severos daños tras temporal en Rosario

El inusual fenómeno provocó la caída de cuatro antenas (dos de telefonía celular y dos de canales de televisión), árboles y paredones que impactaron sobre autos. Hubo voladuras de techos y tinglados, calles inundadas y 20 mil usuarios sin luz. (Ver galería de fotos).
Sábado 27 de octubre de 2007
Un violento temporal, con ráfagas de viento que superaron los 100 kilómetros por hora, castigó a la ciudad de Rosario y sus alrededores y dejó como saldo un herido grave, otros de menor consideración e importantes daños materiales.

El inusual fenómeno meteorológico provocó la caída de cuatro antenas (dos de telefonía celular y dos de canales de televisión), la caída de árboles y paredones que impactaron sobre autos, voladuras de techos y tinglados, calles inundadas y 20 mil usuarios sin luz.

Según informaron medios locales, los sectores sur, oeste y centro fueron los más afectados por el temporal que se desarrolló desde las 19:10 hasta las 21:30 de ayer.

Ante la grave situación sucitada, se reunió el comité de emergencia encabezado por Miguel Zamarini, presidente del Concejo a cargo de la Municipalidad por el viaje al exterior del intendente Miguel Lifschitz.

El jefe de Defensa Civil, Marcos Escajadillo, aseguró que si bien el Servicio Meteorológico Nacional "había anunciado, a través de un alerta, la posibilidad de un temporal de agua y granizo" en la zona, no avisó acerca de los fuertes vientos que sacudieron a Rosario.

Como consecuencia de la tormenta, un hombre permanecía hoy internado en grave estado en el Hospital Centenario, ya que un palo se le incrustó en tórax mientras caminaba por el parque Sunchales.

Además, el Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) debió asistir otros llamados por lesiones menores, como las que sufrió un hombre en Córdoba y Sarmiento, golpeado por una chapa que se voló. En su mayoría los heridos fueron derivados al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez.

En distintas zonas de Rosario el denominador común fue encontrar calles anegadas y autos destrozados por árboles, paredones y tinglados caídos o volados.

Además, la antena de Canal 3 cayó sobre sus dos estudios, povocando alarma entre los empleados pero no heridos.

En ese sentido, la emisora, al igual que Radio 2, dejó de transmitir en el acto, al igual que la planta de Canal 5, donde la elevada estructura de acero colapsó e interrumpió la salida al aire hasta la medianoche.