Luis Patti, detenido por privación ilegítima de la libertad de tres personas

El ex subcomisario y ex intendente de Escobar fue notificado de su arresto cuando llegó hasta los tribunales de San Martín para entregar un escrito, en el marco de la causa que investiga desapariciones en 1976. (Vote en la encuesta del día)
Jueves 22 de noviembre de 2007

El ex intendente de Escobar Luis Abelardo Patti fue detenido y alojado en la cárcel de Marcos Paz en el marco de una causa en la que se lo acusa de haber cometido delitos de lesa humanidad durante la última dictadura, cuando integraba las filas de la Policía bonaerense.

Patti quedó detenido por orden del juez federal de San Martín Alberto Suáres Araujo, imputado de los delitos de "privación ilegal de la libertad agravada y tormentos" en diversos secuestros, torturas y desaparición de militantes en la década del 70.

Entre ellos se destaca el caso del ex diputado justicialista Diego Muñiz Barreto, quien fue detenido en la zona de Ramallo, y la desaparición de los militantes Gastón Gonçalvez, Carlos Souto, José Fernández y Guillermo D´Amico.

La detención de Patti -quien fue elegido diputado nacional en 2005 aunque no pudo asumir y su caso debe ser definido por la Corte Suprema- se concretó luego de que declarara en una causa que investiga delitos cometidos en el Comando de Institutos Militares que funcionaba en la guarnición militar de Campo de Mayo.

Luego de indagarlo, el juez Suáres Araujo dispuso la detención de Patti y ahora tiene un plazo de diez días para resolver su situación procesal, una determinación festejada por el Gobierno nacional y por organismos defensores de los derechos humanos.

El 1 de noviembre último, la Secretaría de Derechos Humanos del Gobierno nacional -que actúa como querellante junto a familiares de Muñiz Barreto y Gonçalvez- había pedido a la Justicia que se dispusiera la detención del ex subcomisario de la Bonaerense.

La cartera también solicitó al juez Suáres Araujo la detención de Juan Fernando Meneghini, Eduardo Isidro Arana, Antonio Francisco Molinari, Eduardo Espósito, Santiago Omar Riveros y Martín Rodríguez.

En la querella judicial que iniciaron este año los hijos del ex diputado Muñiz Barreto y su secretario, Juan José Fernández, los denunciantes señalaron que ambos fueron detenidos ilegalmente por Patti en Escobar, el 16 de febrero de 1977.

El escrito, que firmó el abogado Pablo Llonto, relata que luego fueron llevados a la comisaría del lugar, de allí a la Unidad Regional Tigre y finalmente al centro clandestino de detención de Campo de Mayo, desde donde salieron el 5 de marzo de 1977, en un automóvil Fiat 128.

El cuerpo de Muñiz Barreto fue encontrado luego dentro del Fiat 128 en un arroyo cercano a localidad de Raíces Oeste, departamento de Villaguay, en la provincia de Entre Ríos; pero Fernández logró sobrevivir y relató lo ocurrido.

"El supuesto accidente se trataba de un homicidio de aquellos, ideados y llevados adelante por el terrorismo de Estado, cuyos episodios de zona Norte del Gran Buenos Aires son investigados en esta causa 4012. Nuestro padre y (su secretario) Fernández habían sido llevados al lugar, adormecidos previamente y arrojados dentro del auto al agua", afirma el escrito de la querella.

El testimonio de Fernández fue recogido en la Argentina y luego en el exterior por la Comisión Argentina de Derechos Humanos (Cadhu), que formaron en Europa varios exiliados políticos.

"De las constancias de la causa surge que el nombre de Patti figura denunciado desde un primer momento, e incluso la familia de Muñiz Barreto lo mencionó en una presentación hecha ante la Nunciatura Apostólica y pocos días después el diario Buenos Aires Herald publicaba que había sido él quien detuviera al ex diputado de la Juventud Peronista", indicó la Secretaría de Derechos Humanos.

La cartera que lidera Eduardo Luis Duhalde agregó que "Patti era entonces Oficial Subinspector de la Policía bonaerense, afectado al servicio de calle de la Comisaría de Escobar cuyo titular era Juan Fernando Meneghini, y funcionaba como una pieza esencial en el entramado de la represión en esa zona".

"Eduardo Isidro Arana era el jefe policial de la Unidad Regional Tigre. Ambas dependencias se encontraban en la órbita de la Zona 4 que comandaba Santiago Omar Riveros, en el área 410 cuyo titular era Eduardo Espósito, mientras que Antonio Francisco Molinari era el jefe de operaciones del área", indicó.

Precisó que "Martín Rodríguez está sindicado como uno de los interrogadores que torturaron en Campo de Mayo a Muñiz Barreto y Fernández".

El jefe de Gabinete de la Secretaría de Derechos Humanos, Luis Alem, explicó en declaraciones periodísticas que Gonçalvez "era militante de la zona de Escobar al que Patti había amenazado y que fue secuestrado durante la dictadura".

El Gobierno se presentó como querellante de Patti en varias causas por presuntas violaciones a los derechos humanos, entre las que se encuentran estos dos casos.

Por otra parte, Alem negó que Patti, quien tiene pendiente su ingreso a la Cámara de Diputados por los mismos motivos tenga fueros que le permitan evitar la detención: "No asumió su banca y no tiene fueros", resumió Alem.

En el marco de la investigación Penal que lleva adelante Suáres Araujo también se encuentran procesados y detenidos los ex represores Santiago Omar Riveros, Benito Bignone y Eduardo Espósito.