El baterista Daniel Wirtz, quien tocó con Fito Páez, Luis Alberto Spinetta y Juan Carlos Baglietto, entre otros, falleció víctima de un cáncer de cerebro.

Daniel Osvaldo Wirtz, apodado "El Tuerto", hermano del cantante y conductor Manuel, participó en discos fundamentales de la historia del rock argentino como "Ciudad de pobres corazones", de Páez, y en el doble "Spinetta y los socios del desierto".

'El Tuerto', que tenía 49 años, fue enterrado en San Nicolás, su ciudad natal, en una ceremonia a la que asistieron su familia y amigos.

Daniel comenzó su carrera en Irreal, la primera banda que lideró Juan Carlos Baglietto y que también integraban Sergio Sainz, en bajo; Juan Chianelli, en teclados; Piraña Fegúndez, en percusión y flauta y Beto Corradini, en guitarra.

Hacia 1982, ya instalado en Buenos Aires junto a los miembros de la Trova Rosarina, pasó a militar en la agrupación que acompañaba a Fito, con quien grabó en sus tres primeros discos: "Del 63" (1983), "Giros" (1985) y el magnífico "Ciudad de Pobres Corazones" (1987).

Su calidad como instrumentista y como ser humano le permitieron participar del súper álbum doble "La La La" que Fito y Spinetta grabaron y presentaron durante 1986.

Por aquellos días, "El Tuerto" se divirtió armando un combo pachanguero llamado La sonora de Bruno Alberto, con la que grabó canciones de humor y mucho doble sentido.

En los 80, con el rosarino Paul Dourge sustentó la banda de María Rosa Yorio con la que la vocalista y ex de Charly García intentó volver a las primeras planas.

También le ayudó a su hermano Manuel a grabar sus primeros cd's: "En funcionamiento"(1987) y "Mala Información" (1989)

Más tarde integró fugazmente la banda de Lito Vitale, pero su paso más importante en los 90 fue sumarse a las huestes de Spinetta, con quien grabó la banda de sonido de la película "Fuego Gris" (1994).

Junto al bajista Marcelo Torres integró el power trío Los socios del desierto, liderados por el ex Almendra, que sacó los discos "Los socios del desierto" (1997) y "Silver Sorgo" (2001).

El bajista describió a Wirtz como "una persona muy al mango, muy activa, que estaba todo el tiempo creando personajes, vivía en una fantasía y en una creatividad constante".

Al referirse a él como músico, Torres describió al "Tuerto" como "extraordinario, un baterista potente como pocos a nivel mundial. Su manera de expresarse era tocar fuertísimo. Daniel entendía la música de una manera simple pero contundente".

Juan Chianelli, que fue tecladista de Irreal, dijo que "Daniel era una persona increíble, con mucha garra y muy divertido. Una de esas personas que transmiten energía positiva y mucha seguridad en el escenario".