Murió el último hombre que vio cadáver de Perón

Era tanatólogo y estaba especializado en ritos funerales y ceremonial. Hace poco, fue el encargado para determinar a través de estudios si Martha Holgado era o no la hija del ex presidente.
Miércoles 27 de febrero de 2008
El empresario dedicado a servicios fúnebres Alfredo Péculo, de 67 años, murió tras permanecer internado durante quince días en el Instituto Fleni de la localidad bonaerense de Escobar, como consencuencia de un tumor cerebral.

Péculo, quien además era un histórico dirigente justicialista y formó parte de la comisión encargada del traslado de los restos de Juan Domingo Perón a la quinta de San Vicente, había sido internado el pasado 12 de febrero en el mencionado centro de salud.

El empresario era casado y tenía cuatro hijos, algunos de los cuales trabajan en la mítica empresa de servicios fúnebres creada por su padre.

Péculo era tanatólogo y estaba especializado en ritos funerales y ceremonial, por lo cual también participó de la inhumación del ex presidente Juan Domingo Perón en 1974.

Fue el fundador de "Cocherías Paraná", la funeraria más grande del país que vendió a fines de los ’90 y era muy reconocido internacionalmente.

En la actualidad era Ministro Consejero Encargado de Negocios de la Soberana y Militar Orden de Malta, en la república de Costa Rica.

El empresario era, además, presidente de Certeza SA, una compañía de seguros y además de su profesión fue candidato a intendente varias veces en San Isidro por el partido Justicialista, aunque nunca logró la jefatura comunal.