Más incendios forestales: ardieron diez hectáreas del Parque Nacional Lanín

Viernes 29 de febrero de 2008

Al menos 10 hectáreas de bosque nativo fueron destruídas por un incendio desatado el lunes en el Parque Nacional Lanín, ubicado a diez kilómetros de la ciudad nuequina de San Martín de los Andes.

Una tormenta eléctrica habría sido el causal de los focos de incendio que tienen su epicentro en la zona del Cañadón del León, al noroeste del lago Lolog, dentro del Parque Nacional, y ya lleva comprometidas 10 hectáres de bosque de Lenga.

La magnitud de las llamaradas- cuyos bancos de humo llegaron hasta San Martín de los Andes- hace dificultosa las tareas de extinción, y los 30 brigadistas que habían acudido en helicópteros al lugar se retiraron esta noche sin alcanzar resultados positivos.

El Gobierno provincial evalúa nuevas estrategias de intervención, las cuales serían dadas a conocer este viernes dado que continúan las sequías en la zona y las elevadas temperaturas- la máxima fue de 30 grados.

El intendente del Parque Nacional Lanín, Salvador Vellido, detalló a un canal de noticias que se trata de un "incendio de comportamiento extremo", causado por las altas temperaturas que se registran en los últimos tiempos en toda la Patagonia argentina.

Al parecer –según informó- las altas temperaturas calentaron el bosque y "ante la mínima chispa el fuego no se hizo esperar". "Se trata de condiciones preexistentes que hacen que ante un fenómeno de ignición, como un rayo, comience un incendio", remarcó el funcionario al canal de cable.

El siniestro, próximo a una de las reservas de Raulí y Roble Pellín más importantes del área natural protegida, fue divisado recién ayer desde el aire, en vuelos de reconocimiento que se realizaron para determinar el tendal de incendios forestales que dejó la tormenta eléctrica que pasó el último fin de semana por la región.

Para operar en la zona, el Departamento de Incendios, Comunicaciones y Emergencias (ICE) del Parque Nacional Lanín debió implementar en la región de Auquinco una base móvil para comunicaciones a través de VHF, ya que en el sitio del fuego hay muy poca receptividad de las ondas radiofónicas.

En tanto, también hubo otro incendio de similares características en la zona de Huechulafquen en el cerro Capoallanca, aunque hoy fue circunscripto y se encuentra en vías de ser extinguido, ante los trabajos de personal de Manejo del
Fuego de la provincia de Neuquén y el apoyo de brigadistas del Parque Nacional.

En ambas zonas forestales afectadas, se están utilizando para traslado de personal, insumos y elementos de trabajo el helicóptero contratado por el Plan Nacional de Manejo del Fuego y también el helicóptero de Manejo del Fuego de la Provincia de Neuquén.

Los otros recursos contratados por dicho plan, como el avión Dromader, han sido destinados al incendio forestal desatado en el Parque Nacional Los Alerces, en la provincia de Chubut.