Luis D'Elía irrumpió a los golpes en Plaza de Mayo

El ex secretario de Federación Tierra y Vivienda agredió a un ciudadano que se encontraba en la marcha a favor del agro poco después de arribar con un grupo de oficialistas.
Martes 25 de marzo de 2008

Grupos afines la gobierno encabezados por el ex secretario de Federación Tierra y Vivienda, Luis D' Elía protagonizaron incidentes con el grupo de manifestantes que llegaron a Plaza de Mayo para apoyar el reclamo agropecuario.

Si bien D'Elía agredió a golpes a unos de los manifestantes, afortunadamente las cosas no tuvieron un cariz más dramático debido a que quienes avalan el reclamo del campo fueron enterándose del posible arribo de las columnas oficialistas y decidieron desconcentrarse.


En un tumultuoso diálogo con la prensa D'Elía acusó a grupos de clase alta de"haber tomado la Plaza" y remarcó barrios porteños como Palermo, Belgrano y Barrio Norte a los que vinculó con el poderío económico y cuestionó por haber apoyado a la última dictadura militar.


Los choques entre ambas parcialidades arreciaron minutos antes de la medianoche. entre la multitud que se apostó para apoyar al Gobierno pudo divisarse además de Luis D' Elía al dirigente kirchnerista Luis Pérsico.

Mientras tronaban las cacerolas y con la arenga "No tenemos miedo" los manifestantes a favor del campo increparon a los oficialistas que entre gritos y cachetazos procuraban dispersarlos.

Al "Argentina, Argentina" propalado por quienes apoyan al agro, se oponía el "Patria Sí, Colonia No", de los oficialistas que en contramarcha fueron a dispersar y a avalar a las medidas oficiales de retenciones al campo.


Además, la irrupción de los sectores piqueteros obligó a los manifestantes que respaldaban la huelga rural a retirarse de forma masiva, motivo por el cual se produjeron violentas corridas y algunos disturbios.

Durante los cruces, hubo intercambio de insultos, cánticos y hasta un hombre sufrió fuertes golpes y heridas en su cara tras ser atacado "a patadas" por los piqueteros, denunciaron a la prensa.

En pocos minutos, el grueso de los vecinos a favor del campo desapareció literalmente y las inmediaciones de la Casa de Gobierno quedaron copadas por los piqueteros, donde también estuvo D´Elía.

La Policía, si bien custodiaba la plaza, nunca intervino en la protesta ni en los enfrentamientos con los grupos antagónicos.

De la misma forma respondió la Guardia de Infantería, que se acercó a la Plaza y generó momentos de tensión entre todos los representes, aunque finalmente no se produjeron desmanes mayores.

Al lugar arribaron alrededor de 400 personas, que respondían al piquetero D ´Elía y al movimiento Evita, que lidera Daniel Pérsico.

"Señores del agro, cuanto más piensan ganar: el pueblo", cantaban los manifestantes oficialistas, al tiempo que desde la otra vereda contestaban "nos quieren parar con la patota paga de Moyano".