SERIA LA SEMANA PROXIMA

Secta en La Pampa: indagarían a religiosos

Los sacerdotes españoles Antonio Martínez Racionero y Ricardo Latorre Cañizares fueron denunciados por reducción a la servidumbre y defraudación contra alumnos del Instituto Servi Trinitatis, ya que se apropiaban del dinero de las internas, según denuncias de familiares y ex externas.
Jueves 12 de junio de 2008

La justicia pampeana está en condiciones de citar a indagatoria, la semana próxima, a dos curas españoles y al Obispo de La Pampa, monseñor Adolfo Brédice, por la causa en la que se investiga la denuncia de "reducción a la servidumbre y defraudación" en un colegio católico.

El abogado de las familias denunciantes, Omar Gebruers, dijo a Télam que la causa a cargo del juez Carlos Flores "avanza y las pruebas presentadas han sido aceptadas".

"Creo que hay elementos suficientes como para que, a mediados de la semana próxima, el juez llame a indagatoria a los dos curas, al obispo y a las personas que estarían involucradas", dijo el abogado.

Los sacerdotes españoles Antonio Martínez Racionero y Ricardo Latorre Cañizares fueron denunciados por reducción a la servidumbre y defraudación contra alumnos del Instituto Servi Trinitatis, ya que se apropiaban del dinero de las internas, según denuncias de familiares y ex externas.

"Los familiares solicitarán una audiencia al Cardenal Bergoglio, al Nuncio Apostólico y a miembros de la Conferencia Episcopal para plantear su preocupación por el funcionamiento de este instituto", dijo Gebruers.

El letrado explicó que el instituto funciona desde hace 13 años y es similar a "Cristo Rey" y "Tradición, Familia y Propiedad", que tienen "origen franquista".

Al respecto Gebruers manifestó que los curas denunciados manifiestan que "son sacerdotes gracias a Dios y a (Francisco) Franco", el fallecido dictador español.

Los sacerdotes reclutan chicas en la Catedral que "pertenecen a la clase media y media alta, les prohíben estudiar carreras que desarrollen su pensamiento individual como filosofía, psicología, derecho o sociología, pero las inducen a dedicarse a la docencia para ser transmisoras en las escuelas de su ideología", agregó el abogado.

"Ello es tan así que uno de los logros que se adjudican es que han evitado que en La Pampa, en los colegios públicos, se dicte la cátedra de educación sexual y han modificado la forma de enseñanza de distintas materias", acotó.

El letrado dijo que en la causa "hicimos un pedido de informes sobre las cuentas que manejan los sacerdotes, donde las jóvenes internas y externas que habían hecho los votos depositaban sus sueldos, porque tenemos información que sacan dinero de una cuenta y lo pasan a otra a partir de la denuncia".

"Antes del inicio de la causa obligaban a sus miembros a que les entregaran sus tarjetas de débito pero ahora se las dieron para que ellas cobren y luego les entreguen el dinero", destacó.

Respecto del estado psiquiátrico de las personas afectadas destacó que las chicas "padecen fobia, trastornos de alimentación y de relación, con daños psicológicos irreversibles y la necesidad de tratamiento de por vida". De acuerdo a las denuncias, los miembros de esta secta católica deben realizar votos que les prohíben abrazar a sus padres, relacionarse con otras personas, atenderse por médicos varones, pedir permiso para comprarse ropa, usar determinados colores y están obligadas a entregar el dinero que ganan a los curas.

Los sacerdotes pertenecerían a una secta llamada Instituto Servi Tinitatis con centro en Cuenca, España -cuyo director general es llamado padre Grati aunque su verdadero nombre es Gratiniano Checa Colmena- y sedes en Venezuela, Lomas de Zamora y Santa Rosa.