Copani, amenazado por las "Cacerolas de teflón"

El cantante fue increpado en Rosario. Dos hombres le dijeron al dueño de un bar de la provincia que "si toca lo van a escrachar". 26Noticias vuelve a difundir el tema que generó el escándalo (AUDIO).
Viernes 4 de julio de 2008

Una canción generó un escándalo. Ignacio Copani se metió con las cacerolas y terminó a punto de sufrir un cacerolazo. El cantautor popular compuso uno de sus últimos temas y lo llamó "Cacerolas de teflón", cuya letra critica explícitamente a las protestas a favor del reclamo de los productores agropecuarios y en contra del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

La melodía generó un revuelto y hasta hubo amenazas a Copani la semana pasada pero ahora las represalias fueron directo al bar Olimpo, ubicado en las calles Mendoza y Corrientes, donde dos hombres le advirtieron al dueño del local que si tocaba Copani "lo iban a escrachar.

Carlos Salas, el dueño del bar Olimpo, donde el popular interprete canta cada vez que viene a la ciudad de Rosario, recibió dos mensajes tan severos como claros para que suspenda la actuación que el cantante Ignacio Copani tiene prevista para el próximo sábado.

"Si toca Copani lo vamos a venir a escrachar. Traé a otro artista, porque no queremos que ese tipo toque en Rosario", le dijeron dos hombres al dueño del bar y amigo personal del músico.

A los medios, Salas dijo estar desconcertado ante esta situación: "Vinieron un par de personas al bar y me dijeron que no haga el recital en nombre del campo. No sé si realmente eran campesinos", sostuvo y adelantó que hará “una denuncia” porque “jamás pensé que esto pudiera pasar".

Copani compuso el tema en medio del conflicto que enfrenta desde hace más de cien días al gobierno y el campo. El nombre de la canción remite principalmente a las cacerolas de buena calidad utilizadas por los sectores supuestamente más acomodados de la sociedad para la protesta.

"Cacerola de teflón, volvé al estante, que la calle es de las ollas militantes… Con valiente aroma de olla popular. Cacerola de teflón, a los bazares, o a sonar con los tambores militares… Como tantas veces te escuché sonar", dice el estribillo del tema.

En una carta difundida a través de Internet, Copani sostuvo la semana pasada que recibió “infinidad de comunicaciones, la mayoría con elogios, caricias y aliento”, pero también “otro tipo de contactos llenos de reproches, cargados de odios, regados de violencia, intolerancia, agresión y con un espíritu inquisidor que no creí que anidara todavía en gente de mi comunidad”.

“He sido amenazado, agraviado, insultado, difamado, calumniado y, peor aún, han sufrido ese tipo de atropello miembros de mi familia”, dijo en su sitio web y aclaró que esas expresiones las recibió a través de “e mails, cartas y llamados” telefónicos. Copani aclaró que no piensa modificar “ni una coma a las estrofas” de sus canciones y negó que la presidenta de la Nación le pague por sus versos.