Violencia familiar: un mal que crece en la Argentina

El caso de María Rosa Barrientos Paz que dice sufrir un calvario por parte de su ex marido sostiene el flagelo. “Me apuntaba con el revolver en la cabeza teniendo a mi bebita al lado” contó la mujer a Canal 26. (Ver videos).
Lunes 14 de julio de 2008
“Yo no quiero ser ni Alicia Muñiz, ni Carolina Aló...no quiero ser ninguna de ellas. ¿Qué tengo que matarlo yo?” dice la mujer llorando frente a las cámaras de Canal 26. María Rosa da una señal de alarma apelando a reconocidos casos en que las parejas dieron muerte a sus mujeres.

María Riosa sostiene que ellas y sus hijas tienen miedo de salir de su casa, lo cual les impide hacer su vida normal. “No dormimos de noche...mis hijas no saben lo que es ira a bailar o la a casa de una amiga. No tenemos libertad”.

La pregunta es ¿Cómo María Rosa y sus hijas sobrellevan su día a día?. “Dormimos dos horas, nos turnamos para dormir, yo soy la que más despierta me quedo. Vivimos encerradas acá. Le pedimos a algún vecino o a los amigos de mis hijas que vayan a hacernos los mandados. Si dejamos la casa se te mete adentro y te destroza todo. Mis hijos hacen dos años que no van a la escuela porque no pueden salir”.

Durante 2007 se hicieron 15 mil denuncias en la Ciudad de Buenos Aires. La Dirección de la Mujer recibió otras 12 mil denuncias, mientras que el Ministerio de Justicia dio curso a otras 3 mil imputaciones. En cuanto a los porcentajes relacionados con la violencia familiar el 95 por ciento de las víctimas son mujeres, un 2 por ciento son hombres y en un 3 por ciento de los casos la violencia es cruzada. Según un informe del BID en la Argentina el 25 por ciento de las mujeres es víctima de algún tipo de violencia....algo para pensar.