LE GANO LA PULSEADA AL HAMBURGO

Betis oficializó la compra a Boca de Fabián Monzón

El club español anunció que pagará 9 millones de euros por la totalidad del futbolista, en dos pagos. El campeón con Argentina en los Juegos Olímpicos firmó un contrato por cinco años.
Viernes 29 de agosto de 2008

El defensor de Boca Fabián Monzón finalmente fue transferido hoy al Betis en una cifra muy importante para el club "xeneize", ya que la entidad española pagará nueve millones de euros por la totalidad del pase.

Monzón, de 21 años, arregló un contrato por cinco temporadas y pasó de manera satisfactoria la revisión médica rutinaria.

"Estoy muy contento por haber podido fichar por el Betis y quiero agradecer la confianza que deposita el club en mí al hacer esta operación", sostuvo el lateral izquierdo en declaraciones formuladas a la prensa tras firmar su vínculo.

El Betis le pagará a Boca dos millones de euros al contado y el resto lo abonará en cuotas hasta junio del próximo año, informaron los medios españoles.

El juvenil tiene apenas 20 partidos en primera, 14 por torneos locales y 6 en la pasada Copa Libertadores, y ya fue transferido al fútbol europeo, tras haber ganado la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Pekín.

La firma del contrato se llevó a cabo este viernes en el domicilio del consejero delegado del club, Manuel Ruíz de Lopera, donde el jugador acudió con su representante, Rubén Schaw, mientras que por el lado del Betis se encontraban el anfitrión y Juanjo Cañas, miembro de la Secretaría Técnica del club.

En un principio, Monzón se iba a ir a jugar al Hamburgo de Alemania, pero cuando estaba todo acordado los directivos de esa entidad dilataron la negociación y finalmente se pinchó la operación, que rondaba los 5.200.000 euros por el por el 70 por ciento del pase.

Encima, ante las dudas de los teutones apareció el Betis, seducido por las características de juego del defensor "xeneize" y comenzó una negociación que llegó a buen puerto.

El conjunto bético considera que Monzón es un jugador con una enorme proyección y ya demostró su jerarquía internacional tanto en Boca, jugando algunos partidos por la Copa Libertadores de América, como en la Selección argentina, en los últimos Juegos Olímpicos.