Tras su doping positivo, un jugador no quiere indemnizar a su equipo

La FIFA dictaminó que el “empleado” debe pagarle a su “empleador” 17 millones de euros de indemnización. Ahora Mutu acudió al TAS para evitarlo. ¿Podrá?
Viernes 5 de septiembre de 2008
El delantero rumano Adrian Mutu recurrió ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) su condena por la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) de pagar 17 millones de euros al Chelsea por un control positivo por cocaína, anunció este viernes el tribunal.

"El futbolista rumano Adrian Mutu presentó un recurso ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) contra la decisión tomada por la Cámara de Resolución de Conflictos de la FIFA (CRL) el 7 de mayo de 2008", anunció el TAS en su comunicado.

"Mutu pide al TAS anular la decisión de la FIFA y establecer que no se debe ninguna compensación", continúa el tribunal, que no fija fecha de audiencia.

La FIFA estimó que Mutu tenía que pagar más de 17 millones de euros al Chelsea por "ruptura de contrato" tras su control positivo en 2004, que le costó al futbolista el despido y siete meses de suspensión.

Esta suma constituye un récord para un jugador de fútbol, siendo calculada a partir del número de años de contrato que le quedaban en el momento del control.

Mutu estimó esta sanción como "injusta e inhumana", mientras que la Federación Rumana llegó a proponer abrir una cuenta en favor del jugador, que milita actualmente en la Fiorentina italiana.