Kylie Minogue, la niña naif que emuló a Madonna y se consagró en el Pop

La australiana lleva más de 20 años en la música. Pasó de ser una adolescente romántica a una pantera sexy en sus videos. Le ganó una batalla al cáncer y volvió con todo. Se presenta por primera vez en nuestro país este sábado 15 de noviembre en GEBA. 26Noticias adelanta su llegada en video. Por Claudia Seta
Jueves 13 de noviembre de 2008
Kylie Minogue comenzó su carrera desde muy joven siguiendo los pasos de una estrella de la música que era la sensación del momento: Madonna.

Fue en 1987, cuando dio sus primeros pasos como cantante interpretando en un acontecimiento a beneficio el tema de Little Eva "The Loco-Motion", que se convirtió en un hit en su australia natal. Tenía sólo 19 años y había dejado un pasado como actriz de telenovelas y su exitoso protagónico en el programa "Neighbours".

Al año siguiente, dejó su país para trabajar en Inglaterra junto al trío de productores Stock, Aitken and Waterman, creadores de los mayores hits de Rick Astley, Bananarama y Donna Summer. Nacía así "Kylie", su primer álbum. De aquella placa se lanzó "I Should Be So Lucky", un éxito que llegó al número uno del ranking británico y logró que el disco permaneciera más de un año en los charts. El estilo musical de Kylie era el de una joven romántica y divertida, al darle resultado se repitió en "Enjoy Yourself", su segundo disco.

La niña naif quedó de lado en 1990, cuando salió su lado sexy y comenzó a mostrarse más en los videos. Por aquel entonces, noviaba con otro australiano: el ya fallecido cantante Michael Hutchence, de INXS. Su tercera placa, "Rhythm of Love", daba cuenta de ello y de ahí nacieron las numerosas comparaciones con Madonna, aunque sin poder alcanzar el prestigio de la reina del pop. Hoy, Minogue reconoce que su colega es la Reina del Pop y ella es la Princesa.

Con Stock, Aitken and Waterman estuvo hasta "Let's Get To It", tras la cual la artista intentó llevar su música a nuevos niveles con resultados dispares. En "Kylie Minogue" buscó trabajar con prestigiosos productores de música bailable, aunque sin la repercusión esperada. Intentó entonces con el "brit pop" y un dance más elaborado en "Impossible Princess", un disco en el que colaboraron artistas como Manic Street Preachers y Dave Ball. Tampoco esa producción le rindió frutos, aunque tuvo buenas críticas.

Por entonces, por el músico australiano Nick Cave la llamó para cantar a dúo el tema "Where the Wild Roses Grow", una balada que narraba la historia de un hombre que seducía a una joven para luego asesinarla a la vera de un río y que fue ampliamente aclamada en distintos países.

La carrera de Kylie dio un gran salto en el 2000 con la placa "Light Years", un trabajo fuertemente influenciado por la música disco, que incluía un perfecto dueto con Robbie Williams: "Kids".

Claro que los laureles llegaron con "Fever", el disco de 2001 que logró que la cantante triunfara en mercados que hasta el momento le habían sido esquivos, como Estados Unidos y América Latina. Con una excelente combinación de pop y electrónica, la diva pop del país de los canguros y koalas interpretó los ya clásicos temas "Can't Get You Out of My Head", "In Your Eyes", "Love at First Sight" y "Come into My World".

Los buenos resultados siguieron con "Body Language", donde el single "Slow" se convirtió en otro hit. En medio de tantos logros, Minogue debió frenar obligadamente su carrera en 2005 tras diagnosticarle cáncer de mama. Una experiencia que la marcó en su vida.

Tras la operación y recuperación, la artista retomó su tour "Showgirl" a fines de 2006 y al año siguiente lanzó "X", un disco fuertemente influenciado por las últimas tendencias de la música dance en el que colaboró con renombrados talentos del género.

Esa placa es la que la trae a la Argentina para presentarse por vez primera con un show impactante, parte de la gira “KylieX2008", donde no faltan los bailarines, una decena de músicos y los cambios constantes de vestuario. Ya confirmó que no faltarán ninguno de sus hits y confesó que hace un año y medio vino a nuestro país de incógnito a bailar el tango.

Kylie lleva más de 20 años en el mundo de la música, es una de las cantantes femeninas más exitosas de los últimos tiempos, acepta ser la Princesa Pop y dice que espera la calidez y euforia del público argentino cuando este sábado 15 de noviembre se presente a las 21.30 en GEBA (Freire 3831, altura Dorrego 3600).

26Noticias, que cubrirá el evento para contar todos los detalles del show, adelanta el video del hit “Slow” del que será uno de los espectáculos más impactantes y coloridos de este 2008 en Buenos Aires.