¿EXPLOTÓ O NO EN EL AIRE?

Jueves 04 de Junio del 2009

Air France: vuelo 447 sin sobrevivientes, reavivan hipótesis de atentado

Avión de Air France - Busqueda

La empresa habló con los familiares para decirles que ya no hay esperanzas de encontrarlos con vida. El testimonio de un comandante de un vuelo de Air Comet que cubría la ruta Lima-Madrid a la misma hora de la tragedia reaviva la hipótesis de un atentado. Dudas y cruces entre Francia y Brasil en la investigación sobre lo que sucedió con el vuelo de la empresa francesa.


Un piloto de la línea aérea española Air Comet dice haber visto un "destello de luz" en el lugar donde desapareció de los radares el Airbus A330-200 de Air France que se estrelló el pasado domingo frente a las costas de Brasil, informa este jueves el diario madrileño "El Mundo".

"De repente, observamos en la lejanía un fuerte e intenso destello de luz blanca que tomó una trayectoria descendente y vertical que se desvaneció en seis segundos", reza el mensaje que reportó a su compañía el comandante del vuelo 974 de Air Comet, que cubría la ruta Lima-Madrid a la misma hora en que se produjo la tragedia del avión de Air France.

Según el periódico, el informe de este piloto pone sobre la mesa la hipótesis de que la caída del Airbus haya podido ser causada por la explosión de una bomba a bordo del avión, ya que ni siquiera hubo un mensaje de socorro.

En el momento del avistamiento, que también presenciaron el copiloto y la familiar de un miembro de la tripulación que se encontraba en la cocina delantera del avión, la aeronave de Air Comet estaba a siete grados al norte del ecuador y en el meridiano 49 oeste. La ubicación estimada para el A-330-203 en el momento de su desaparición es en el ecuador y en torno al meridiano 30 oeste.

"Por coincidencia de la hora y lugar, pongo en su conocimiento estos hechos por si fuesen de utilidad en el esclarecimiento de lo sucedido", continúa el informe del piloto citado por "El Mundo".

El comandante alertó también sobre la ausencia de un mensaje de socorro por parte del avión siniestrado. "No se escuchó ninguna comunicación en frecuencia de emergencia o aire-aire antes ni después de este suceso", relató.

El piloto además corroboró que en la zona del siniestro se observaban "tormentas con actividad eléctrica" y precisó que se encontraron con "formaciones nubosas de gran actividad y desarrollo" que le obligaron a desviarse unas 30 millas (55 kilómetros) de su ruta.

Air Comet confirmó que remitió los datos aportados por su piloto a la Dirección General de Aviación Civil española, así como al fabricante del avión, Airbus, y a la propia Air France.

SIN SOBREVIVIENTES

La peor noticia recibieron este jueves los familiares de los pasajeros del vuelo 447 quienes deben abandonar las esperanzas de que alguien haya sobrevivido la caída del avión en el océano Atlántico según les informó el jueves Air France, mientras los socorristas continuaban la búsqueda de los restos de la aeronave.

El director general de Air France Pierre-Henri Gourgeon informó a los familiares en una reunión privada que el avión se desarmó en el aire o cuando golpeó la superficie del mar, según un voluntario presente en la reunión. El avión, con 228 personas a bordo, desapareció tras partir de Río de Janeiro hacia París el domingo a la noche.

"Lo que está claro es que no hubo un aterrizaje. No hay posibilidad de que las mangas de escape se hayan desplegado", dijo Guillaume Denoix de Saint-Marc, quien asiste a algunos familiares a pedido de fiscales parisinos y estaba en el encuentro con funcionarios de Air France el miércoles. Denoix de Saint-Marc dirige una asociación creada para las víctimas del vuelo 772 de UTA, derribado por terroristas libios en 1989.

Gourgeon les dijo a las familias que no había sobrevivientes, dijo Denoix de Saint-Marc. La caída del vuelo 447 se convertiría así en la mayor tragedia de la historia de Air France y el peor accidente en vuelos comerciales en todo el mundo desde 2001.

Los investigadores se están concentrando en una serie de mensajes automáticos que el avión envió justo antes de desaparecer, para reconstruir lo que sucedió cuando la aeronave volaba en una tormenta a gran altitud.

Aviones de rescate militares intentaban el jueves reducir la zona de búsqueda, mientras varios barcos iban en camino al lugar de la caída para recoger los restos.

Los aviones brasileños encontraron nuevos restos el miércoles luego de haber visto una butaca de avión y manchas de combustible el martes.

Sin embargo, el vocero militar francés Christophe Prazuck dijo el jueves que los aviones franceses han cumplido seis misiones sobre la zona y todavía no han encontrado restos. Tres vuelos franceses estaban planeados para el jueves, dijo Prazuck. Además, un avión P-3C Orion de la Marina estadounidense se sumó a la búsqueda.


LA INVESTIGACIÓN: DUDAS Y CRUCES

Tras la tragedia del vuelo 447 de Air France, fuentes de la investigación francesa aseguraron que el Airbus A330 volaba a una velocidad "errónea" cuando se produjo el accidente en la madrugada del pasado lunes. Mientras que las autoridades brasileñas descartaron que la causa fuese una explosión en el aire, una de las varias hipótesis que barajan los equipos de expertos, que continúan las labores de búsqueda, a la espera de encontrar más pistas para aclarar qué sucedió.

La Oficina de Investigaciones y Análisis Aéreos, organismo encargado de determinar las causas del accidente en Francia, consideran que uno de las posibles motivos del siniestro, del que todavía hay varias incógnitas, es que el aparato volaba a velocidad inadecuada sobre el océano Atlántico en una zona de fuertes turbulencias, tal como cita el diario francés Le Monde en su web.

Después de el siniestro, la oficina francesa tiene previsto publicar una guía de recomendaciones para las tripulaciones de los aviones para cuando se den sucesos parecidos, como en caso de condiciones climáticas adversas donde la tripulación deberá actuar en consecuencia para mantener la presión del reactor o pueda seguir una hoja de ruta.

En medio de las investigación, Brasil también dio sus detalles del hecho. El ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim, aseguró que los expertos brasileños rechazan la posibilidad de que la aeronave explotase en pleno vuelo, a causa de un rayo u otro incidente.

Las manchas de combustible dispersas en el mar hacen descartar un incendio en el aire. Además, los 6 mensajes automáticos de emergencia enviados a Air France aclaran que el avión no explotó cuando volaba. Sin embargo, aún se desconocen las causas reales del siniestro.

Jobim aseguro que “no hay hipótesis claras sobre lo que pudo causar el derrumbe de la aeronave, pero lo que sí está claro es que perdió presión como consecuencia de una avería eléctrica, porque el aparato envió al menos seis mensajes automáticos a la compañía poco después de informar sobre fuertes turbulencias”.

        


Contacto | Proteccion de datos personales | rss

Copyright 2014 - Todos los derechos reservados.