JOHANA, LA EMOCIÓN DEL MARTES

Miercoles 30 de Mayo del 2012

El corazón que resucitó en Soñando por Cantar

La joven que superó a la muerte.

Todas las fotos del show.

Este martes 29 de mayo, una participante que estuvo muerta durante 5 minutos volvió a subirse a un escenario en Soñando por Cantar, el programa que conduce Mariano Iúdica en El Trece.

Johana Sureda lució su gigante corazón operado 3 veces y después de 20 días en coma y 5 minutos muerta, le ganó a la muerte. Después de 8 años sin cantar cumplió el sueño de seguir cuidando de su hija y presentarse a entonar “Perdoname” de Luciano Pereyra, otro sobreviviente. Nieta de compositores y ex alumna de la academia de Valeria Lynch, se burló del certificado de defunción que le habían empezado a preparar. “Sentí al escucharte que estaba viendo el final de una película en la que la gente quería que te vaya bárbaro” cerró Patricia Sosa.

El jurado, compuesto por ambas más el valioso aporte de Alejandro Lerner y Oscar Mediavilla, eligió a 4 finalistas en la segunda gala en San Isidro: Tomás Vázquez, Daniela Rodríguez, Juan Cisterna y Johana Sureda.

UNO QUE NACIÓ PARA CANTAR

“Para cantar he nacido”, afirmó el pampeano Tomás Vázquez que imitó con éxito a Abel Pintos, guitarra en mano, y viajó cientos de kilómetros para aprovechar su chance. “Cuando aparece el cantor, aparece la magia. Todo. Dejaste flasheadas a las muchachas del jurado”, dijo Mediavilla. “Lo tuyo fue absolutamente contagioso. Hay cosas que no se compran y vos lo tenés. Aprovechalo. Estás tocado por la varita”, agregó Patricia.

UN MONTÓN DE REENCUENTROS POR VENIR

Desde Claypole, Juan Cisternas trajo al Tattersal en su remis “Un montón de nada” (Memphis) y se lo dedicó a su mujer embarazada, “que está lejos por cosas de la vida. Hay que terminar la casa para que vuelva y tengo fe”. La canción concluyó con la frase “Estoy esperándote” y el participante se quebró. Su mujer lo había abandonado ayer después de haberlo acompañado al casting. “Vos sos un montón de mucho porque tenés un swing increíble”, le dijo Lynch, que le pidió otro tema y Juan le cantó a Lerner. “Los verdaderos hombres, cuando están tristes se cantan un blues y se cantan mejor cuando te duele. Mandáselo a Vanesa” lo alentó el cantautor con un abrazo. Adem{as, Cisternas le agradeció a su madre del corazón haberlo criado y solicitó conocer a su biológica, llamada Elisa Roa.

LERNER Y EL ANGEL DE DANIELA

“No hace falta” reza el hit de Alejandro que fue magistralmente vocalizado por la operadora telefónica de 29 años Daniela Rodríguez homenajeando al hijo que perdió y que la cuida desde el cielo. “No quiero estar sin ti” (Rosana) le dedicó al final la dolida madre. El cantautor le contestó: “Hay heridas que no se superan, se llevan encima”. Luego pidió el piano y junto a sus compañeros cantaron “Volver a empezar”.

MUCHO TALENTO EN SAN ISIDRO

Aldana Asber, marplatense de 22 años, no se achicó ante el desafío de abrir la gala en San Isidro con un potente “Como yo nadie te ha amado” de Jon Bon Jovi. “Así” se presentó Norberto Bellino (oriundo de Lanús), emulando a su fallecido vecino de Banfield Sandro. Para el locutor de televisión por cable fue una revancha por su vocación abandonada.

La sanjuanina Viktoria Longobuco compartió su felicidad por presentarse en el certamen y relató: “Se me ha perdido un corazón”. Como Gilda, se puso a buscarlo mientras brillaba en escena. Sólo una palanca la separó del invicto aunque su lugar en la final ya estaba asegurado. El salteño Daniel Palomo caminó mucho monte para tener su oportunidad y hasta había perdido las esperanzas cuando la producción lo llamó para cantar “A puro dolor” (Son by four). Mediavilla le bajó la palanca pero en el bis se conmovió.

Candela Llona venció las inseguridades propias de los 19 años un hit de Coti, “Tu nombre”. La niña comentó que vivió la previa como si fuese un campamento con sus compañeros de casting. Impactante fue la interpretación de Joel Lezcano para “No saber de ti” (Los Nocheros). Los jueces reconocieron su “manejo de la historia” (Lerner). Una morocha de ley, Nadia Lencina, se plantó en el escenario para “endulzarle los oídos” a todos con una impronta propia

A pesar de su apariencia joven, digno de Gustavo Bermúdez, el peluquero Sergio Valuppi –que acusó 55 años- celebró que será abuelo cantando “A mi manera”, de Frank Sinatra. Oriundo de Firmat, reveló una historia de 42 años ligados a la música: “No pude ir a la universidad y ahora rindo ante ustedes”. Antes de irse, se dio el gusto de hacer dúo con Valeria. Diego Aysen dilató la atmósfera romántica y entonó “Fuego contra fuego” (Ricky Martin) aunque sin demasiada convicción, algo que le sobró a Romina Rosemberg (“Yesterday”) al intentar honrar con su voz a Los Beatles. (Crédito fotos: Alejandro Fiore, Prensa Ideas del Sur)
        


Contacto | Proteccion de datos personales | rss

Copyright 2014 - Todos los derechos reservados.