En cadena nacional

Martes 12 de Junio del 2012

El Gobierno lanzó un plan de crédito para la vivienda única

Anunció la puesta en marcha de un plan para construir 100 mil viviendas en un plazo de 4 años financiado por ANSES y ejecución mediante fideicomiso.

Las tasas de interés irán del 2 al 14 % con plazo de pago de entre 20 y 30 años y créditos que "no tienen ningún tope mínimo de ingreso, con un monto hasta $ 350 mil".

El secretario de Política Económica, Axel Kicillof, anunció esta tarde la puesta en marcha de un plan para la construcción de 400 mil viviendas en un plazo de cuatro años.

En un acto en el Museo del Bicentenario, encabezado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el funcionario dijo que el plan tiene un objetivo para el período 2012-2013 de 100 mil viviendas construidas que van a ser financiadas con fondos del ANSES y que para su ejecución contará con un fideicomiso "con creditos totalmente ventajosos para los que tiene problemas para la acceder a la vivienda".

Además, destacó el fuerte crecimiento que registró la inversión pública para la instrumentación de proyectos destinados a la construcción de viviendas, desde el 2003 a la fecha.

“La proporción del gasto en vivienda sobre el PBI creció un 60 por ciento" durante ese período. Kicillof ponderó el "ataque frontal al déficit habitacional que se viene arrastrando desde la época del neoliberalismo" que el gobierno lleva adelante desde 2003 en adelante.

El director ejecutivo de la ANSES, Diego Bossio, anunció que los créditos hipotecarios del plan de viviendas puesto en marcha por el gobierno nacional contará con "tasas de interés que van del 2 al 14 por ciento" anual y con un plazo de pago de entre 20 y 30 años.

El funcionario dijo que los créditos "no tienen ningún tope mínimo de ingreso, con un monto que va hasta 350 mil pesos, de 20 y 30 años de plazo".

"Vamos a inyectar más de 20 mil millones de pesos en la economía", destacó el titular de ANSES.

El programa, bautizado "Pro.Cre.Ar Bicentenario", se ejecutará por intermedio de un fideicomiso que "dé créditos en condiciones totalmente ventajosas a aquellos que tiene problemas de acceso a la vivienda o al mercado de crédito privado".

En estos términos se expresó Kicillof durante el lanzamiento del plan, con la participación de Cristina junto a la plana mayor del Gobierno, incluyendo a gobernadores, como el mandatario bonaerense, Daniel Scioli.

"Esto no es para comprar viviendas hechas, es solo para construir viviendas nuevas, si no estaríamos planteando (...) la generación de una burbuja inmobiliaria", remarcó la Presidenta, quien indicó que el Estado dispondrá de unas 1.820 hectáreas de terrenos fiscales para este programa.

Cristina dijo que, de esta manera, el Gobierno busca seguir "profundizando con sintonía fina" lo que había hecho "a trazo más grueso en materia de vivienda", y remarcó que este plan estatal deja en evidencia una "falta de política hipotecaria de la banca privada" para asistir a los más necesitados.

Los fondos para financiar el Programa Crédito Argentino (Pro.Cre.Ar) del Bicentenario provendrán de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) -los fondos de los jubilados- y del Tesoro Nacional, para la construcción de viviendas en una superficie 10 veces mayor a la del barrio porteño de Puerto Madero.

La adjudicación de los terrenos disponibles para edificar se realizará mediante sorteos de la Lotería Nacional, en un intento por garantizar la "transparencia" del proceso, remarcó la jefa de Estado, ante un nutrido grupo de militantes que la vitoreó en forma constante y pidió su re-reelección.

Así, la administración kirchnerista, mediante el lanzamiento de este nuevo plan de viviendas, aspira a revertir "un déficit habitacional que viene arrastrando" el país "desde la época del neoliberalismo", aseguró Kicillof.

El funcionario dijo que este programa va a convivir con los planes ya existentes y que tienen por objetivo facilitar el acceso de la población a la vivienda única familiar en las 23 provincias de la Argentina.

"Esto viene a sustituir aquella expectativa que el crédito hipotecario privado no pudo satisfacer", insistió Kicillof, al referirse a un plan que ubica en un rol protagónico al Organismo Nacional de Administración de Bienes (ONABE).

Antes de que Bossio brindara detalles sobre la propuesta, que contempla créditos para personas que tengan o no terrenos para construir su vivienda, Kiciloff dijo que el kirchnerismo "desde 2003 al 2011 incrementó en un 60 por ciento" el monto de los recursos para mejorar el déficit habitacional en el país.

"Duplicamos en nueve años la cantidad de viviendas construidas desde 1991 al 2002", indicó el viceministro de Economía y señaló: "Estamos haciendo un salto abismal en la capacidad del Estado para encarar la solución" habitacional.

No obstante, admitió que "sigue habiendo problemas en el acceso a la vivienda porque hay problemas en el acceso al crédito para comprarlas".

"El porcentaje del crédito hipotecario es bajo con relación al PBI: y esto es porque no hay acceso para todo el mundo a los préstamos. El Banco Nación es el que más préstamos y la banca privada no estuvo a la altura de la circunstancia porque sigue cobrando tasas altas", afirmó.

Kiciloff apuntó especialmente sus cañones hacia el el Gobierno de la Ciudad y advirtió que los créditos hipotecarios anunciados por la Comuna porteña podría generar "una burbuja inmobiliaria" si es que no se determina a quien van dirigidos los recursos y alertó que "podrían hacer subir los precios".

"No hay que lanzar políticas irresponsables, sin saber a quién están dirigidos los créditos", consideró el economista estrella del gobierno kirchnerista, y agregó que "uno de los problemas de la crisis mundial fue la burbuja inmobiliaria creada en Estados Unidos.

        


Contacto | Proteccion de datos personales | rss

Copyright 2014 - Todos los derechos reservados.