SIGUE EL JUICIO POR LA FATAL SALIDERA

Martes 09 de Abril del 2013

Fiscal amplía imputación a uno de los acusados del caso Píparo

Marcelo Romero tomó esa determinación respecto a Carlos Moreno, al considerarlo coautor del disparo que hirió de gravedad a la embarazada.

"Cuando lo escuché hablar le reconocí la voz. Es él, no acusaría a nadie si no estuviera segura. Es su voz, la misma que me dijo ese día dame la plata", aseguró la víctima.

El fiscal Marcelo Romero amplió la imputación contra Carlos Moreno, al considerarlo coautor del disparo que hirió de gravedad a Carolina Píparo durante el asalto en el que fue baleada al salir de un banco en La Plata y por el que murió el hijo del que estaba embarazada a una semana de nacer por cesárea de urgencia.

Romero explicó a Télam que en la audiencia del juicio oral por el caso que se realizó hoy pidió la ampliación de la imputación fiscal contra Moreno "para que pueda ejercer su defensa" ya que había llegado al juicio imputado como partícipe necesario.

El fiscal hizo el planteo luego de que en la audiencia de ayer, Píparo reconoció la voz del imputado Carlos Moreno como la misma del joven que le efectuó el disparo.

El 13 de marzo último, Píparo había identificado a Carlos Moreno como la persona que le disparó, basándose en su tez poceada y en la forma en que movía la boca cuando hablaba.

Ahora, la mujer pudo oir la voz de Moreno cuando éste se dirigió a su custodio y de inmediato ella pidió hablar ante el Tribunal y dejó constancia de ese nuevo reconocimiento.

"Cuando lo escuché hablar le reconocí la voz. Es él, no acusaría a nadie si no estuviera segura. Es su voz, la misma que me dijo ese día dame la plata", aseguró Carolina ante el Tribunal Oral Criminal II.

La mujer había escuchado a Moreno cuando éste le decía a su custodio "llevame a la defensoría, tengo que hablar con la doctora" y de inmediato Carolina identificó esa voz y pidió manifestarlo ante el Tribunal.

Moreno había sido también acusado de ser el autor del disparo que hirió a Carolina por otro de los imputados, Luciano López, sindicado como el que manejaba la moto que interceptó a la mujer cuando llegaba a su domicilio.

Con la nueva imputación, la defensa de Moreno podrá pedir al Tribunal que suspenda el juicio por hasta 10 días para producir nueva prueba, cuestión que resolverá el Tribunal mañana.

Píparo, de entonces 30 años, fue baleada el 29 de julio de 2010 cuando con su madre, María Ema, fue a retirar dinero a la sucursal del Banco Santander Río de 7 y 42, en La Plata.

Tras la diligencia y cuando regresaban a su casa, en las calles 21 y 36, ambas fueron interceptadas por dos delincuentes en una moto, quienes balearon a Carolina a pesar de que ya tenían su dinero.

La mujer dio a luz por cesárea a un niño, al que llamó Isidro y que falleció una semana después como consecuencia del ataque a balazos.

Llegaron detenidos al juicio el sindicado autor material del hecho, Carlos Burgos (21); el hombre que está acusado de "marcar" a Píparo dentro del banco, Miguel "Pimienta" Silva (43); Moreno (20), Luciano López (20), Juan Manuel Calvimonte (25) y Carlos Jordán Juárez (45).

También, enfrentan al tribunal, conformado por los jueces Claudio Bernard, Liliana Torrisi y Silvia Hoerr, el imputado Augusto Claramonte (44), quien actualmente se encuentra en libertad y goza del beneficio de una falta de mérito.

Los siete hombres están acusados de "asociación ilícita, robo doblemente calificado en concurso real con homicidio triplemente calificado por haber sido perpetrado con alevosía, con el concurso premeditado de dos o más personas y criminis causa en grado de tentativa".

Además, se les aplicó el concurso ideal con "homicidio triplemente calificado por alevosía, por el concurso premeditado de dos o más personas y criminis causa para asegurar el resultado del delito agravado" por Isidro Buzali, el bebé que gestaba Píparo al momento del crimen y que murió a la semana de nacer por cesárea.

Es que el fiscal que instruyó la causa, Marcelo Romero, consideró al momento de elevar el expediente a juicio oral que la muerte de Isidro, ocurrida una semana después del hecho, fue un homicidio ya que "tuvo vida extrauterina, actividad cardíaca propia, respiratoria y cerebral".

Opinó que su fallecimiento fue "producto precisamente de las gravísimas lesiones originadas por la agresión inferida" (a su madre).

Consultado por Télam, el fiscal Marcelo Romero adelantó que en los alegatos "la fiscalía piensa mantener la imputación de homicidio".
        


Contacto | Proteccion de datos personales | rss

Copyright 2014 - Todos los derechos reservados.