FUE EN EL 2005, Y HUBO OCHO MUERTOS

Martes 12 de Febrero del 2008

Fiscal pide duras penas para acusados de causar un mot韓 en C髍doba

Mot韓 en C髍doba
Al final de un prolongado alegato, el fiscal Hugo Almirón pidió anoche condenas de entre 4 y 17 años para los 59 imputados por el motín de la cárcel de San Martín, en el tercer juicio por el trágico motín de febrero 2005 que ocasionó la muerte de ocho personas.

Según publica el matutino cordobés La Voz del Interior, en un extenso alegato, que comenzó ayer a la tarde y demandó tres cuartos intermedios, el fiscal solicitó penas para todos los acusados que habían llegado a la Cámara 7ª del Crimen imputados por privación ilegítima de la libertad calificada y reiterada, por la toma de 33 agentes penitenciarios como rehenes.

Los pedidos de penas más severas fueron para los reclusos Jorge Orellano, quien inició la revuelta al pedir "puerta" en el segundo centro, facilitando la rebelión en ese sector, y Néstor Romero, uno de los que fue visto en los techos del penal, armas en mano, exhibiendo a los rehenes.

Del alegato se desprende que Almirón dividió en tres grandes categorías a los acusados: aquellos vinculados de manera directa con la toma de rehenes, las golpizas y vejaciones, y su participación en los techos de la cárcel; los otros reclusos que "pasearon" y custodiaron a los guardias; y finalmente aquellos que estuvieron en los pabellones donde se "guardaban" los rehenes.

Así, en el primer grupo, hay internos con pedidos de entre 14 y 17 años de prisión, mientras que en el segundo, las penas solicitadas promedian los 7 años: esas condenas fueron pedidas exactamente para 31 presos. Entre estos se encuentran los "plumas" (líderes) de los pabellones, mucho de los cuales negociaron la liberación de los guardiacárceles cautivos.

Para Víctor "Mandrake" Quinteros, un preso de fama entre los internos y conocido por su participación en distintos hechos delictivos, incluso imputado en la causa del crimen del panadero Héctor Corradini, el fiscal solicitó una pena de 10 años.

Para los reclusos de menor participación en el motín, Almirón pidió penas de 4 años.

Los abogados defensores comenzarán hoy en la sala de la Cámara 7ª del Crimen, y no en el salón de los Pasos Perdidos, como hasta ahora, con los alegatos en beneficio de los imputados. Se espera que la sentencia de este tercer juicio por el motín sea leída el próximo martes.

En su alegato, Almirón hizo una pormenorizada descripción de los hechos, y formuló un expreso reconocimiento al personal de la Fiscalía y al titular de esa dependencia que tuvieron a cargo la investigación.

Juzgó como motivos del motín la superpoblación carcelaria; la falta de infraestructura adecuada; la conducción de tipo autoritaria que se imponía desde la dirección; el error en el manejo de la crisis inicial de la revuelta, y la deficiente capacitación de muchos de los que tenían a su cargo la ejecución de la pena. Agregó que no había un plan de emergencia y denunció falta de una política de seguridad, como política de estado que incluya la cuestión cárcel".
        

DEJA TU COMENTARIO



Contacto | Proteccion de datos personales | rss

Copyright 2014 - Todos los derechos reservados.