TEMAS DEL DÍA

        

CUESTION DE FE

Sábado 27 de Septiembre del 2008

Imagen de Jesús del Buen Pastor llora lágrimas de sangre

Jesús El Buen Pastor

La impactante imagen que conmocionó a la localidad santafesina de Vicente López.

Ver y creer algunas imágenes es una cuestión de Fe. Como la de Jesús el Buen Pastor que presuntamente llora lágrimas de sangre y que fue exhibida ante más de 4 mil personas en una localidad del sur de la provincia de Santa Fe. Se trató de un sorprendente hecho en el marco de un encuentro religioso y con el aval de un sector de la Iglesia Católica.

Dicha imagen se encuentra en una vivienda de la localidad bonaerense de Vicente López donde su dueña, de nombre Cristina, permanecerá hasta su viaje a la ciudad misionera de Posadas de donde es oriunda.

El cuadro fue llevado, el pasado 21 de septiembre, hasta Carmen, Partido de General López donde fue expuesto a los fieles que asistían a la Jornadas de Evangelización que realiza el Padre Roberto Barchietto, perteneciente a la corriente conocida como Renovación Carismática Católica.

Su dueña, Cristina afirmó que la lámina con la imagen de Jesús el Buen Pastor comenzó su manifestación milagrosa en Posadas, muchos años después de ser adquirida a un vendedor callejero por una familia de la ciudad.
Además, dijo que la imagen de Jesús el Buen Pastor “comenzó a derramar lágrimas de sangre y luego lágrimas traslúcidas, exactamente el 5 de marzo del año 2003, día del inicio de la invasión estadounidense a Iraq” y que “al principio la familia mantuvo en reserva la manifestación, luego se formó un grupo reducido de personas que se reunían a hacer oración”. Las lágrimas siguieron vertiéndose y, según los testimonios, “produciendo sanaciones y derramando abundante gracias a quienes con devoción acudían a El”.

La conmoción es tal, que el fenómeno trascendió la intimidad del pequeño grupo de fieles y llegó a oídos del obispo de Posadas, monseñor Martínez, quien autorizó la exhibición de la imagen en la Iglesia Santos Mártires de la ciudad de Posadas.

Fue el 9 de julio de 2005 cuando se celebró una segunda misa en la misma Iglesia y el 13 de agosto de ese mismo año otra, hasta el día de hoy, donde todos los segundos sábados de cada mes a las 12 del mediodía un grupo cada vez mas numeroso de fieles se congrega para ver llorar a la imagen.

“El algodoncito con que se enjugan las lágrimas se entrega a los enfermos y necesitados que lo deseen, y así se ha enviado a varios lugares del mundo, desde donde llegan testimonios hermosos de la obra de Jesús en cuerpos, almas y corazones”, declaró Barchietto agregando que “todo está debidamente filmado y fotografiado con día y hora de las manifestaciones”. Ahora esperan que la Iglesia determine su calificación como milagro.
        

DEJA TU COMENTARIO



Contacto | Proteccion de datos personales | rss

Copyright 2014 - Todos los derechos reservados.