AMENAZA POR FACEBOOK , SMS Y CRIMEN

Viernes 25 de Noviembre del 2011

La hija de la acusada defiende a su madre y admite que fue quien mató a Claudia Molina

La menor de 14 años cuya madre está acusada de haber asesinado otra chica con la que ella peleaba tras una disputa a través de la red social Facebook, en Ciudad Evita, declaró ante la Justicia que fue ella la que cometió el crimen al defenderse de una agresión previa.

Y que subió "ella sola" al departamento de la víctima para pedirle a ésta que "dejara de molestarla mediante mensajes de texto".

Claudio Lifschitz, abogado de la menor de edad, informó a Télam que la declaración terminó anoche ante el fiscal del Fuero Penal Juvenil de La Matanza, Emilio Spatafora.

De acuerdo al letrado, la adolescente contó que todo comenzó cuando llegó junto a su familia al edificio de Claudia Molina (16) pero aclaró que fue ella sola la que subió al departamento de la víctima para pedirle a ésta que "dejara de molestarla mediante mensajes de texto".

La chica declaró que le abrió el hermano de Claudia y que ésta luego apareció con un cuchillo, momento en que se trenzaron en lucha, indicó el abogado.

Siempre según los datos aportados por Lifschitz, la adolescente contó que primero fue herida en un dedo de la mano y que en medio del forcejeo, tomó el cuchillo y le aplicó a Claudia un puntazo en el omóplato.

Por su parte, la madre de la declarante, al escuchar los gritos, subió a ver qué pasaba y en ese momento su hija dijo haberle aplicado otros puntazos más a la víctima.

La adolescente relató que detrás de la madre llegó su padre pero que no recuerda que éste estuviera armado.

Tras la pelea, la adolescente declaró que se retiró del lugar junto a sus padres y que fue a curarse de la herida en el dedo en un quiosco cercano al edificio.

El letrado explicó a Télam que la chica expresó que al momento de aplicar los puntazos actuó "enceguecida" y que el hermano de Claudia "nunca" las "separó".

Consultado sobre el móvil de la disputa entre ambas chicas, el abogado aclaró que la declarante dijo que la "hostigaban" mediante los mensajes de texto y relativizó los contenidos en Facebook.

Tras la declaración, la adolescente quedó alojada en una casa de abrigo para menores hasta mañana, cuando le practiquen estudios psiquiátricos y médicos ordenados por el fiscal, añadió Lifschitz.

Por último, respecto de la situación de los padres de la chica que hasta esta noche permanecían prófugos, el letrado señaló: "Se van a entregar cuando estén dadas las condiciones".

En tanto, el vehículo Chevrolet Corsa gris de la familia de los acusados fue encontrado esta mañana en el barrio San Alberto, de La Matanza, mientras era conducido por el suegro de la principal imputada, quien quedó demorado algunas horas y luego fue liberado por no existir cargos en su contra.

Silvio Fariña, profesor de la escuela secundaria número 53 "Padre Mujica" donde concurría la chica, dijo a Télam que los restos fueron inhumados este mediodía tras un cortejo de familiares, amigos y compañeros del 4to. año en el Cementerio Villegas, ubicado en la localidad bonaerense de San Justo.


Según la hipótesis de los investigadores, Claudia Molina (16) fue asesinada el martes de al menos dos puñaladas por la madre de la chica de 14 que salió en defensa de su hija, cuando ambas peleaban en el pasillo de un edificio de Ciudad Evita a raíz de una disputa por un chico que había comenzado días atrás en Facebook.

Al momento de la pelea también estaba presente el esposo de la agresora y padre de la chica de 14, quien portaba un arma de fuego y efectuó cuatro disparos para amedrentar a la víctima y amenazó a su familia.

Todo comenzó cuando los tres integrantes de la familia llegaron al departamento del primer piso del monoblock 3 del complejo habitacional Villegas, ubicado en Crovara y Homero, de Ciudad Evita, partido de La Matanza, donde se encontraba la víctima junto a un hermano de unos 30 años y su sobrina de 2.

Bajo amenazas con un arma de fuego, el padre de la joven de 14 obligó a Molina a salir al pasillo para pelearse con su hija.

Según el hermano de la víctima, llamado Abel, agarró de los pelos a su hermana, y cuando la sacó al pasillo le empezó a gritar a su hija y a su mujer: "Mátenla, mátenla".

"Como mi hermana, digamos, estaba ganando la pelea, la madre de la chica la apuñaló y cuando estaba en el piso la empezaron a patear entre todos", afirmó Abel muy angustiado.

Luego, Abel Molina trasladó a su hermana al policlínico de San Justo, adonde llegó fallecida por la gravedad de las heridas sufridas, en tanto que los agresores escaparon.

        


Contacto | Proteccion de datos personales | rss

Copyright 2014 - Todos los derechos reservados.