Las estrellas de cine nunca mueren

En septiembre de 1981, el actor Peter Turner recibe un llamado que cambiará su vida: su ex amante, la actriz ganadora del Oscar Gloria Grahame se ha descompensado en un hotel de Lancaster. Como ella se niega a ser atendida por los médicos, él deberá llevarsela a su casa familiar de Liverpool.
Jueves 26 de abril de 2018