Un grupo de docentes comentó que el viernes pasado, cerca de las 19, se produjo una explosión dentro del aula del 1º C. En ese momento dictaba clases una profesora de Inglés de 37 años, quien que se asustó con justa razón, ya que el disparo balazo se había producido a corta distancia de su cuerpo.

Noticias relacionadas



La afectada, shoqueada, informó del suceso y personal policial constató –en base al testimonio de alumnos- que un chico de 14 años había sido el autor, comenta hoy Diario Uno de Paraná.

Los docentes afirmaron da cuenta que el menor ingresó un proyectil calibre 22 a una tumbera y tras calentar el dispositivo con un encendedor, se produjo el fogonazo.

“Los chicos nos dijeron que todo se trató de una broma de mal gusto. Querían asustar a la docente y por ello es que el acusado pensaba dispararle cerca de la cabeza, pero en definitiva otro amigo le recomendó hacerlo a la altura de la rodilla” comentó otro docente a Diario Uno.

“Nuestra mayor molestia es que algunas de las autoridades escolares taparon el hecho y solo se limitaron a que tomara intervención de la Justicia de Menores. Mientras tanto el acusado sigue viniendo. Tiene antecedentes por hechos violentos y por robos, incluso dentro de la misma escuela”, referenció la portavoz del grupo.

Mientras se producía la detonación, el menor arrojó hacia la humanidad de la docente la cápsula que cayó al lado de las piernas.

La mujer hizo la denuncia por lo que se procedió al secuestro del material utilizado y se trasladó hasta Minoridad al acusado del hecho.