Valentín Fernández, oriundo de la ciudad cordobesa de Oncativo, se encontraba en emergencia nacional a la espera de un hígado que le salvara la vida, por lo que hace días se encontraba internado y los médicos le daban pocas esperanzas de vida sin en 48 horas no aparecía un órgano.

Noticias relacionadas



Según publicó el sitio web Cadena 3, Valentín finalmente fue trasplantado con un órgano que arribó a la provincia durante la madrugada, proveniente de Buenos Aires.
"Desde el punto de vista quirúrgico, la operación fue un éxito", explicó Carlos Martínez Cano, director médico del Sanatorio Allende de la capital cordobesa, quien no dudó en calificar de "milagrosa" a la recuperación del joven.

De todos modos, el profesional admitió que "ahora comienza un difícil post operatorio", al tiempo que consideró que "si todo se mantiene según lo esperado, en 10 días Valentín saldría de terapia intensiva".
El adolescente estuvo en emergencia nacional entre el 15 y el 22 de marzo, tras permanecer en coma luego de sufrir una hepatitis A fulminante.

En aquel momento, los médicos consideraban que el adolescente tenía pocas expectativas de vivir si no llegaba un hígado en las siguientes 48 horas.
Pero con el correr de los días, la salud de Valentín comenzó a experimentar una recuperación que causó sorpresa a sus familiares y hasta a los propios médicos que lo asisten.

Valentín es oriundo de la ciudad de Oncativo, pero reside desde hace muchos años en Oliva, donde cursa cuarto año en el IPEM Nº 72.
Sus compañeros de estudios realizaron cadenas de oración y estuvieron permanentemente en comunicación con la familia, además de visitarlo en el sanatorio cordobés.