El jefe comunal, Mauricio Macri, firmó un decreto que ordena la realización del estudio y destacó que esta iniciativa ratifica el "compromiso de trabajo" de la Ciudad para "contribuir al cuidado del medio ambiente y mejorar la calidad de vida los vecinos".


El Censo permitirá relevar uno por uno, tanto en las aceras como en los espacios verdes, el estado en que se encuentran los aproximadamente 500 mil ejemplares que conforman el arbolado de la Ciudad para luego poder intervenir y ejecutar planes y políticas
en consonancia con esa información.


"Gracias a esta tarea, que insumirá un año de trabajo, vamos a tener un conocimiento acabado sobre el estado de todos los árboles para cuidarlos mejor y para poder disfrutar de ellos sin que se conviertan en un peligro potencial", dijo Macri, en un comunicado

Noticias relacionadas

de prensa oficial.


El jefe de Gobierno suscribió el decreto junto al ministro de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, durante un acto celebrado en el Jardín Botánico, en el barrio de Palermo.

Santilli destacó el apoyo brindado por el Banco Mundial, que concedió un crédito equivalente a 4,5 millones de pesos para apoyar esta iniciativa y agradeció también la colaboración de un comité de expertos integrado por representantes de diversas universidades.


"Queremos consensuar un plan de arbolado que sea funcional para los vecinos, que contribuya al embellecimiento de la Ciudad y que revalorice y actualice el patrimonio verde de Buenos Aires. Este censo es una herramienta fundamental para avanzar hacia ese objetivo", agregó el funcionario.