Los bomberos continuaban este martes realizando tareas de rastrillaje y excavación en un chiquero propiedad de los detenidos y un baldío lindante a sus casas, donde se encontraron partes de huesos que podrían ser del niño, identificado como Alan Solís.

Los restos fueron enviados a un equipo de antropólogos forenses para que los pericien y determinen si son humanos y, de ser, si pertenecen al niño. Un testigo se presentó días atrás y denunció que un hombre, cuya identidad se reserva, raptó al niño cuando éste salió de su casa rumbo a un comedor infantil, y tras trasladarlo a una vivienda ubicada en la calle 50, entre 163 y 164, de Los Hornos, lo mató, lo arrojó a un chiquero y habría prendido fuego sus restos en un tambor.

Personal de DDI de La Plata, con orden judicial correspondiente, inició una serie de operativos que concluyeron con el allanamiento de dos viviendas, donde además secuestraron una carabina calibre 22, un revólver calibre 38, una mochila con 7.500 pesos y dos bochas de marihuana.

La policía demoró a dos hermanos, de 32 y 25 años, respectivamente, y a la mujer del primero, cuyas identidades no fueron proporcionadas, y a quienes se identificó en la causa.

En una de las casas se encontraron pequeños trozos de huesos, algunos con signos de haber sido expuestos a la acción del fuego, detallaron las fuentes. Alan Solís fue visto por última vez el 16 de junio último cuando se dirigía a un comedor ubicado en la calle 59, entre 163 y 164. (Télam)