Tras cinco años en descenso, la tasa de mortalidad infantil aumentó en la Ciudad de Buenos Aires. Según un informe de la Dirección General de Estadísticas y Censos porteña la cifra de muertes de ñiños de menos de un año creció en 2009.

El texto del organismo señala que durante el año pasado se registraron 8,3 fallecimientos por cada mil nacidos vivos, y se ubicó de este modo un punto sobre las cifras de 2008, cuando se habían detectado 7,3.

Cabe destacar que la mayoría de las muertes se concentran en la zona sur de Capital Federal donde, según las estadísticas, los barrios de Villa Lugano, Villa Riachuelo y Villa Soldati registran 12,8 casos por mil, lo que representa un aumento de 0,9 por mil respecto a 2008.

La segunda zona con más niños que fallecen antes de cumplir el año es la abarcada por Barracas, La Boca, Nueva Pompeya y Parque Patricios con 10,6 casos por mil.

Sin embargo, el mayor aumento de casos corresponde a la zona oeste - que comprende los barrios de Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda- que pasó de 8,3 casos por mil en 2008 a 11,3 casos por mil el año pasado.

Mientras tanto, la zona norte de Capital Federal es la menos afectada por estas cifras alarmantes. Tanto Belgrano, Colegiales y Núñez registran 4,9 casos por mil, Recoleta 5,6 y Caballito 6,0.

En las últimas dos décadas, excepto en 2002 y 2003, se observó "una disminución sostenida de la tasa de mortalidad infantil", porque mientras en 1990 el nivel era de 16 por mil, en 2009 llega a 8,3 por mil.

El incremento se dio tanto en casos de mortalidad neonatal, que ocurre durante las primeras cuatro semanas de vida, y la mortalidad post neonatal, que se produce durante el resto del primer año de vida.

Durante 2009, el 17 por ciento de las muertes en el primer año de vida fue ocasionada por malformaciones congénitas, en tanto que el 16,3 por ciento corresponden a "trastornos relacionados con la duración corta de la gestación y bajo peso al nacer".

La preocupante situación despertó las críticas de la oposición macrista. En una entrevista con Radio América, la diputada porteña por Nuevo Encuentro, Gabriela Cerruti, expresó que "es difícil la crisis y vulnerabilidad social que hay cuando se dejan de lado las políticas de inclusión".

"La mortalidad infantil no solo tiene que ver con la pobreza, sino también con los cuidados del bebé, de la madre, de las condiciones de nacimiento. Lo que hay que tener para combatir la mortalidad infantil es un programa integral”, aseguró la funcionaria.

En la charla, Cerruti alertó: "Doce bebés de cada mil que nacen, se mueren y esa es la cifra para escandalizarse. El Jefe de Gobierno había iniciado su campaña con una foto de un niño y ahora ha dejado de lado todas las políticas sociales dejando todo en manos de ONG que hacen un buen trabajo pero no son políticas de Estado”.