“A partir de hoy (por ayer), el Acuerdo Cívico y Social va a ser otra cosa. No existe más tal cual fue diagramado”, sentenció Elisa Carrió, su fundadora.

El Acuerdo Cívico y Social (ACyS) fue la unión de la UCR, la Coalición Cívica, el Socialismo y el GEN, pero no irán juntos a las elecciones presidenciales del 2011, según su líder que afirma que la Coalición Cívica solo formará alianza con el radicalismo, sobre todo si el candidato de ese partido termina siendo Ricardo Alfonsín.

Según la diputada, el Socialismo y el GEN dejaron de ser aliados confiables para transformarse en caballos de troya: adentro se esconden los adversarios. Y en sus nuevos cambios, da lugar a gente del peronismo: “Se tiene que terminar con la antinomia de peronismo y no peronismo y para eso es necesario sumar a dirigentes del PJ a nuestra coalición”.

Noticias relacionadas

Carrió quiere una “coalición para gobernar” y mantiene sus diferencias con el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, quien anunció que cree que el porcentaje de las retenciones a las exportaciones de granos debe ser impuesto por la presidenta de la Nación y no por el Congreso, como incluso postula uno de los senadores de su partido, Rubén Giustiniani. Para Carrió, no es más que “una traición al campo. Yo había advertido hace un mes y medio que Binner apoyaría al oficialismo en esta cuestión. Como se ve, la complicada, entonces, no soy yo”, dijo en respuesta a los dichos del gobernador que la trató de dirigente de trato difícil.

Mientras, otra relación sigue tensionada: la que tiene con la líder del GEN, Margarita Stolbizer. “Carrió es funcional a Kirchner”, dijo la última y la respuesta la dio la diputada Patricia Bullrich que le pidió que “deje de hacer actos con Pino Solanas donde ataca al Acuerdo Cívico y Social. Estoy muy contenta y tranquila: no quiero estar con quienes traicionan al electorado con el tema del campo. Nosotros vamos a cumplir con todas nuestras promesas de campaña”.

Sus palabras se dieron en una conferencia de prensa donde la Coalición Cívica presentó un proyecto de ley para que las escuchas telefónicas dejen de ser potestad de la SIDE para que pasen a ser controladas por el Poder Judicial.

Pero Carrió se mostró relajada y alegre porque ciertos acontecimientos le dieron “la razón”, como las declaraciones de Binner en apoyo a las retenciones K, y dice marcar diferencias con el gobernador y Stolbizer por una “estrategia y una táctica” determinada.

La diputada reafirma que “los partidos nacionales que fundamos el Acuerdo Cívico y Social fuimos la Coalición Cívica y la UCR. Yo con el Grupo Morena, de Ricardo Alfonsín, de Gerardo Morales, tengo una relación fantástica”. Sin embargo, sabe que el candidato presidencial de la UCR puede ser Alfonsín... y también Julio Cobos, pero no descarta un acercamiento al vicepresidente en lo que sería su jugada “arriesgada”.