Al menos 50 lesionados dejaba este jueves una rebelión de policías y militares de Ecuador en protesta por una ley que les reducirá sus beneficios económicos, indicó a la AFP el portavoz de la Cruz Roja, Jorge Arteaga.

“ Hemos atendido en Quito a 50 personas que presentaron emergencias médicas por asfixia a causa del gas lacrimógeno, impactos de perdigones y de bombas lacrimógenas ” , dijo Arteaga.

Agregó que también hay heridos en otras ciudades donde se reportaron protestas de los uniformados.

A raíz de la sublevación, el presidente Rafael Correa denunció que su gobierno enfrenta un intento de golpe de Estado de la oposición y sectores de las Fuerzas Armadas y la Policía cercanos al ex mandatario Lucio Gutiérrez, un coronel retirado del Ejército derrocado en abril de 2005.

El Ejecutivo decretó el estado de excepción para que los militares asuman las labores de los policías en rebelión, que ocuparon un regimiento y la sede del Legislativo en Quito.