“No me esperaba una cosa así. El sinismo de este tipo no lo puedo creer”, dijo la hermana de Fernanda, Gilda Lemos en su charla con los medios tras la triste noticia del hallazgo del cuerpo de la joven en cercanías de la ruta 58, a la altura de la rotonda del partido de San Vicente.

La familia no puede creer que el propio Gerardo Demchuk fue el asesino: “Yo tenía esa sospecha, ese miedo, pero no lo podía creer por la actitud de él. Yo decía 'la golpeó, le pegó mal, pero esto no me lo esperaba”.

“Lo llevó a mi marido y mi hermana a recorrer los hospitales, a pegar carteles, quería hacer marchas”, dijo Gilda y aclaró que “ellos no tenían una mala relación, pero en los últimos días venían con problemas y mi hermana le pide la separación.

Macarena, una sobrina de Fernanda pidió justicia: “Que se pudra en la cárcel porque es un psicópata. Es una mierda, porque estuvo todos estos días dándonos esperanzas, sentandose a comer con nosotras, tomando mate. Es una mierda. Manipulándonos, cagándose de la risa en la cara. Es un psicópata, no entiendo como le da la cara para venir y sentarse a comer con nosotras”.

La hermana de Fernanda agradeció que el hecho se haya esclarecido gracias a las investigaciones policiales.

“Agradezco al subcomisario Alonso que me dijo 'tené fe que yo voy a resolver esto, cuesteme lo que me cueste'. Me dio muchas esperanzas, la brigada de Almirante Brown estuvo trabajando a full todos estos días”, destacó Gilda en medio de tanto dolor.