En “Noticias al Instante”, con Viviana Valles, dio su testimonio el hombre de 67 años que fue secuestrado en Avellaneda y liberado luego en Constitución.

Alfredo, usted estaba adentro de su vehículo... ¿Cuéntenos detalladamente qué fue lo que sucedió?

Estaba parado en un semáforo de la Avenida Rivadavia en Piñeiro (Avellaneda), me encañonaron y me exigieron que abriera la puerta del vehículo. De ahí en más, seguí por esa avenida. Los malvivientes me pedían dinero, me exigían cosas y me decían que no me detenga. Llegamos a la Avenida Pavón (Hipólito Yrigoyen) y me preguntaron qué es lo que iba a hacer. Mi respuesta fue “un trámite” a lo que me vuelven a reclamar que les de dinero. Les digo que no tenía pues extravié las tarjetas y ellos me dicen “vamos a llevarlo a la villa”. Los tres me apuntaban con sus armas y me decían “¿Vés que te estoy apuntando a la cabeza?”. Luego vengo acelerando y hago una maniobra como para que ellos perdieran la estabilidad. Subo a la autopista, paso por el puesto policial del Puente Pueyrredón y no encuentro a nadie.

¿Qué le dijeron los delincuentes cuando se desvió?

Nada porque el gran movimiento y como se estaban peleando entre sí se distrajeron. Sólo me decían “no te vamos a hacer nada pero vamos a sacar plata porque necesitamos plata”. Luego en cuanto vi a un patrullero atiné a querer encerrarlo pero no me siguió. Luego logré encerrarlo y me persiguieron, me tocaron la sirena, se pusieron a la par y frené.

¿En el momento en el que los estaba siguiendo el patrullero qué decían los delincuentes?

No se dieron cuenta. Creo que estaban más nerviosos que yo.