La presidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvo este martes que "estamos ante un mundo diferente que abre inmensas oportunidades a los países emergentes, y ante un siglo XXI que tiene nuevos protagonistas y exige nuevas reglas de juego".

En ese sentido, resaltó que esas reglas de juego "ya no pueden ser las que se desarrollaron durante siglos en las cuales los países desarrollados nos vendían sus productos con altísimo valor agregado y nosotros los países emergentes vendíamos nuestros commodities a muy bajo precio, generando únicamente riqueza y dolor en nuestras sociedades".

"Vamos hacia un mundo más equilibrado y racional en las relaciones económicas y políticas y lo que algunos ven como crisis nosotros lo vemos como momento de cambio y grandes oportunidades", remarcó.

La jefa del Estado destacó una vez más el concepto de "asociación estratégica" entre el Estado de Qatar y la República Argentina, al cerrar el Seminario de Oportunidades y Negocios que se realiza en ese país árabe.

"Asumo, como presidenta de la Argentina, el compromiso de que vamos a sostener todas y cada una de estas políticas macroeconómicas que han permitidos estos resultados de crecimiento desde 2003 hasta la fecha", señaló.

En este marco, la presidenta dijo que es necesario impulsar una "diversificación" de la economía para hacer frente a crisis internacionales y pidió a los dirigentes actuar con "responsabilidad y mirada estratégica".

"Nada es para siempre, lo que parecía invencible se desmoronó a fines del 2008; lo que parecía seguro, como los activos financieros, se convirtió en dolor de cabeza, por eso, la diversificación constituye una necesidad de todo dirigente con responsabilidad y mirada estratégica", declaró.

La Presidenta hizo estas reflexiones en el cierre del seminario sobre negocios y oportunidades que reunió a empresarios de Qatar y Argentina, en ese país de Medio Oriente.

Cristina afirmó que en la Argentina "a partir de la ciencia y de la tecnología vamos a poder cubrir las demandas alimentarias, perfeccionando la agroindustria, no solamente en comódities, sino con valor agregado".

"Argentina extendió su frontera agrícola-ganadera y creo que en las próximas décadas además de prácticamente tener casi toda la superficie cultivable, vamos a hacerlo también en zonas impensadas".

Sostuvo que "en muy pocas oportunidades dos estados son tan complementarios y sus economías están tan encastradas, tan calzadas, como las de Qatar y Argentina".

La presidenta remarcó que el gobierno tiene un fuerte aprovisionamiento energético para que la actividad industrial, que está "por sobre encima de la actividad económica", tenga sustentabilidad.

"El crecimiento de la industria en la Argentina, de noviembre a noviembre fue del 13, 9 y del 12,3 en el acumulado", detalló la presidenta al remarcar que el "desarrollo sustentable de carácter industrial produce una demanda de gas importante".

Agregó además que "Argentina es ejemplo y modelo reconocido universalmente por el uso pacífico de la energía nuclear para fines de generación energética y para uso en la medicina nuclear".

"Estamos desarrollando el prototipo de un nuevo reactor nuclear que puede ir desde 25 megas a 250 megas de generación de energía. Pero lo que es más importante es que este reactor sirve para el proceso de desalinización del agua, algo que es absolutamente prioritario para el Estado de Qatar", indicó.

La Presidenta destacó los acuerdos firmados con Qatar y resaltó "la inmensa capacidad de nuestro país para generar riqueza" y afirmó: "La clave estuvo en que esa riqueza es con inclusión social". Al respecto, remarcó "la necesidad de que los pueblos participen del crecimiento de la riqueza de un país".

La presidenta finalizará este miércoles su visita oficial a Qatar y partirá rumbo a Turquía en el marco de su gira por Medio Oriente.