El líder libio, Muammar Gadafi, afirmó que su gobierno se encuentra combatiendo al terrorismo islámico, lamentó la falta de apoyo de la comunidad internacional y volvió a responsabilizar a Al Qaeda por las revueltas.

En una entrevista con el diario francés `Journal du Dimanche`, el líder libio se manifestó "sorprendido" de que "ninguno comprenda que esto es una lucha contra el terrorismo" y ratificó la continuidad de la ofensiva al señalar: "Soy yo o Al Qaeda".

"Nuestros servicios de seguridad cooperan. Los hemos ayudado (a Occidente) mucho en los últimos años. ¿Por qué cuando estamos en lucha contra el terrorismo en Libia no nos ayuda nadie a cambio?", se preguntó Gadafi en el reportaje reproducido por Europa Press.

El militar que gobierna hace 42 años su país dijo que "cuando hubo confusión en Túnez y Egipto, Al Qaeda dio instrucciones a sus células durmientes en Libia para que salieran a la superficie".

"Los niños no saben nada de Al Qaeda o de la ideología de esta organización, pero miembros de estas células les han dado pastillas alucinógenas. Hoy en día, estos jóvenes han tomado gusto a estas pastillas y creen que las armas son una especie de fuegos artificiales", aseguró durante la nota con el medio francés.

Advirtió que "habrá una jihad islámica en frente de ustedes, en el Mediterráneo. La gente de Ben Laden impondrá rescates en tierra y mar. Volveremos a la época de Barbarroja, de los piratas, de los otomanos que imponían rescates por los buques secuestrados. Esta será realmente una crisis mundial y un desastre", disparó.

Asimismo, el coronel libio afirmó que quiere que un equipo de investigación de la ONU o de la Unión Africana se desplace a su país y prometió que "vamos a permitir que la comisión vaya a investigar sobre el terreno sin poner ningún obstáculo".

Según Gadafi, "el régimen aquí, en Libia, va bien, es estable".

En otra de las advertencias lanzadas, dijo que su caída del poder provocaría un problema migratorio a Europa: "Miles de personas invadirán Europa desde Libia y no habrá nadie para detenerlos".

Consultado sobre las denuncias de uso excesivo de la fuerza para reprimir las manifestaciones que se produjeron por todo el país, el líder libio afirmó que "nunca" disparó contra su pueblo.

En ese sentido, se preguntó: "¿Es que el régimen argelino en todos sus años de lucha contra el extremismo islámico no ha hecho uso de la fuerza? ¿Los israelíes no han provocado bajas civiles al bombardear Gaza porque los grupos armados están ahí?".

Además, Gadafi señaló que Afganistán o Irak, donde se encuentran desplegadas tropas estadounidenses y de la OTAN, "también los militares disparan regularmente sobre civiles".

"Aquí, en Libia, no se ha disparado a nadie", insistió.