El pasado miércoles 9 de marzo, Luciano Castro y su socio Pablo Carnero fueron víctimas de la inseguridad. El actor y su amigo fueron asaltados en una salidera bancaria en Vicente López.

Los delincuentes se llevaron $ 57 mil y el actor dice que lo venían siguiendo y que a uno de los asaltantes lo vio en la puerta de la entidad bancaria.

Carnero dijo que “fuimos a ese banco a cobrar un cheque porque tengo un amigo cajero ahí y cliente del bar. Cuando salimos, nos fuimos a mi casa (ubicada en Conscripto Bernardi al 1600, a unas 20 cuadras del banco). Al llegar a la puerta dos hombres bien vestidos, de entre 35 y 40 años, se pararon en la puerta de cada lado de la camioneta y le dijeron a Luciano: ´No te muevas, quedate quieto, y danos la plata´".

El joven, amigo y socio del bar "Los Sospechosos de Siempre" de Vicente López, sostuvo que "Luciano tomó el dinero que estaba en el asiento de atrás y se lo dio sin oponer resistencia. Los delincuentes no ejercieron violencia, ni nos apuntaron con armas. Pero suponemos que las tenían. Nos amedrentaron y eso nos bastó para quedarnos en el molde".

El actor de "Herederos de una venganza", según declaraciones de su amigo, "está tranquilo, pero con bronca. Con el enojo lógico de alguien que se rompe laburando y le roban lo que se ganó. Él agradece estar vivo y, sobre todo, que su hijo siga teniendo a su padre en este mundo". “De ahora en más tomaremos más precauciones y estaremos atentos", sostuvo.

Tras el robo, "Luciano me dijo que había visto a uno de ellos en la puerta del banco", sostuvo el socio de Castro que agregó que la semana pasada no pudieron cobrar los cheques y acordaron volver el primer día hábil de la semana siguiente. Ambos hicieron la denuncia en la comisaría sexta de Villa Maipú y ahora el hecho es investigado por la fiscalía 10 de San Martín.

La policía asegura que "estamos revisando las cámaras de seguridad para ver si en ese momento fueron marcados por alguien dentro del banco. Es una hipótesis que no dejamos de lado. La investigación recién está empezando, pero todo hace pensar que lo mandaron ´tragado´".