Las barras de combustible de las unidades 2 y 3 de la central de Fukushima, Japón, causaron una fusión parcial por efecto de los daños producidos en la planta nuclear por el sismo y tsunami de marzo pasado.

El anuncio fue realizado por Tepco, administrador de la planta nuclear, que actualizó la evaluación anterior según la cual sólo el reactor estaba afectado "por criticidad", según despacho de Ansa.

Ahora extendió el daño a los tres reactores con combustible activo en el momento de la catástrofe.

Noticias relacionadas

A mediados de mayo, Tepco había explicado que, en base a datos recogidos, el reactor número 1, a causa de los sistemas de enfriamiento -fuera de uso-, había registrado "la fusión de la mayor parte del combustible en el fondo del recipiente de contención".

El escenario había despertado temores, ahora confirmados, de que también los números 2 y 3 habían sufrido la misma suerte.