La cantante y empresaria Fergie sumó un nuevo reconocimiento a su largo historial cuando su perfume se convirtió en la Nueva Fragancia de Celebridad del Año, durante la gala de la entrega de los FiFi Awards 2011.

Outspoken by Fergie obtuvo este premio por el éxito inmediato que alcanzó en el mercado, gracias a los aromas que proyectan la esencia de la intérprete norteamericana y un elegante empaque inspirado en la habitación donde pasó su luna de miel.

La ceremonia se llevó a cabo en el Lincoln Center en Nueva York, con la presencia de la actriz Halle Berrey y Jean Paul Gaultier, quienes recibieron galardones en otras categorías.

"Me siento muy apasionada por mis proyectos y este no fue la excepción. Se siente increíble ser honrada por la industria”, comentó la intérprete de London ‘Bridge’, una mujer maravilla del mundo de la música.

Tras el éxito del perfume, la casa Avon anunció que continúa trabajando codo a codo con Fergie para lanzar en septiembre Outspoken II.

Por otra parte, los Black Eyed Peas (Fergie, Will.I.Am, Taboo y Apl.de.Ap.) empezarán el próximo 22 de junio su tour europeo y entre sus paradas figuran países como Francia, donde darán tres conciertos, Alemania, Reino Unido, Bélgica o Irlanda.

Fergie se unió a los Black Eyed Peas en el 2002 con vistas a convertirse algún día en una gran artista en solitario. Y así lo demostró con su álbum The Dutchess (2006), un trabajo que vendió más de 8 millones de copias por el mundo entero.

“En un principio, mi único objetivo era conseguir sacar un disco en solitario. Siempre he sido honesta desde el momento en el que nos hicimos amigos. Ese es el motivo por el que nunca hubo resentimientos. Sentí que el único camino para mejorar como artista era unirme a ellos y conocer su mundo. Ellos confiaron en mí, me dejaron cantar una canción como ‘My Humps’. Consiguieron que me olvidara de mi timidez y ganase en confianza en mí misma”, dijo la bella intérprete.

A pesar del éxito actual del que disfruta Fergie, sus principios fueron delicados y muy complicados: “Me sentía en un segundo plano. Estaba buscando mi camino. Pero había muchas críticas como ‘¿qué hace una chica blanca en un grupo de rap?’. Pero eso me dio más hambre de victoria y además contaba con la confianza de mis compañeros”.