Los servicios de seguridad interiores noruegos (PST) temían principalmente un ataque islamista en su suelo, pero no consideraban a la ultraderecha como una "amenaza seria", según un informe dado a conocer a comienzos de año.

La policía de Oslo detuvo a un sospechoso noruego de 32 años, llamado Anders Behring Breivik según la prensa local, y se refiere a él como a "un fundamentalista cristiano" de tendencia ultraderechista, autor de los ataques que causaron al menos 91 muertos el viernes.

Al leer el informe del PST, la distancia es enorme entre la evaluación del eventual peligro que representaba la ultraderecha y la masacre perpetrada en una universidad de verano de la juventud laborista en la isla de Utoya cerca de Oslo y la violenta explosión de una bomba en el centro de la ciudad.

Noticias relacionadas

"Como los años precedentes, los grupúsculos de ultraderecha y de ultraizquierda no representan una amenaza seria para la sociedad noruega en 2011", según el informe de "evaluación de amenazas".

"Ha habido un aumento de la actividad de los grupos de ultraderecha en 2010, y esta actividad debe proseguir en 2011", observa no obstante el PST.

"Un mayor nivel de actividad entre los grupos enemigos del islam podría conducir a una polarización mayor y a disturbios, sobre todo durante o en relación a conmemoraciones y manifestaciones", según la policía.

La principal amenaza este año no era un extremista cristiano, sino musulmán, juzgaba no obstante el PST. "Algunos extremistas islamistas aparecen actualmente cada vez más orientados hacia el plano internacional, y es principalmente ese grupo el que podría representar una amenaza directa para Noruega en el transcurso del año", según los servicios de inteligencia interior.

Según el canal TV2, el sospechoso estaría relacionado con grupos de ultraderecha, una información que no ha sido verificada por la policía, que recalcó no obstante que tenía posiciones hostiles hacia el islam en sus intervenciones en internet.

En su cuenta Twitter abierta hace unos días había publicado un solo mensaje: "una personas con convicciones tiene tanta fuerza como 100.000 personas que no tienen más que intereses".