"Creo que (Néstor) Kirchner en este momento debe estar pensando: Pobres yo y Lula, porque las presidentas Cristina y Dilma van a hacer historia en América del Sur y América Latina ", manifestó el exmandatario ante unas 400 personas reunidas en el jardín de 2,5 hectáreas en el sector diplomático de la capital brasileña, con vistas al puente Juscelino Kubitschek.

"Son mujeres especiales, con militancia política, con un perfil ideológico definido, que saben por quién están gobernando, tienen garra, saben que las dos juntas tendrán más éxito que el que tuvimos Kirchner y yo. Las dos van a trabajar en el G20 por cambiar la geopolítica mundial", afirmó Lula, delante de Rousseff y de la mandataria argentina.

Lula dio en todo momento su respaldo político a Fernández de Kirchner, pero no hizo en público referencias directas a la campaña electoral argentina. Sin embargo, luego del acto, en una rauda salida conversó con periodistas y declaró: "Con su país podemos tener divergencias, pero no podemos dejar de reconocer que la Argentina es un pueblo de oro. Yo soy argentino de corazón".

Consultado sobre si votaría a Cristina si pudiese sufragar en nuestro país, señaló: “Lógico; creo que voy a transferir mi residencia para ir a votarla”.