Una persona murió este sábado por el paso del Huracán Irene en Carolina del Norte, donde cientos de miles de hogares se quedaron sin energía eléctrica, informó la gobernadora del estado norteamericano, Beverly Perdue.

La tormenta con ráfagas de hasta 140 kilómetros por hora causó "graves daños" en las líneas eléctricas y en el suministro de agua, señaló Perdue en declaraciones a la cadena CNN.

La gobernadora agregó que le han informado de un muerto por el paso del huracán. Se trata de un hombre murió aplastado por un árbol, fuera de su casa.

Noticias relacionadas

Todo el este de Carolina del Norte está afectado por el huracán y el canal de televisión ABC informó que se cancelaron más de 24.000 vuelos en Estados Unidos por la tormenta.

El huracán tocó tierra cerca de Cape Lookout en Carolina de Norte y horas antes se registraron intensas lluvias y fuertes vientos que soplaban sobre el océano.

Los meteorólogos estimaron que Irene afectará la costa este y rozará también Washington y se prevé que la tormenta llegue a Nueva York el domingo.


NY: EVACUADOS Y CIERRE DE AEROPUERTOS

Unos 300 mil residentes de Nueva York recibieron la orden de evacuar sus hogares ante la proximidad del huracán Irene, la primera vez en la historia que se emite una orden obligatoria de desalojo en la ciudad. Asimismo, se dispuso paralizar el sistema de transporte público para este día.

A pesar de no saber cómo iba a reaccionar la ciudad, el alcalde Michael Bloomberg confió en que la gente se aparte del paso de la tormenta. “Esperar hasta el último minuto no es algo inteligente”, advirtió el gobernante. “Esto pone la vida en peligro”.

Bloomberg ordenó la evacuación para las 5 de la tarde de este día en las zonas bajas donde residen unas 270 mil personas. Mientras tanto, el gobernador Andrew Cuomo dijo que los trenes subterráneos, autobuses y ferrocarriles suburbanos en la ciudad, Long Island y los suburbios en el norte harán sus recorridos finales alrededor del mediodía de este sábado.

Las autoridades aeroportuarias estadounidenses confirmado el cierre de cinco aeropuertos de Nueva York (JFK, Newark Liberty, Stewart, La Guardia y Teterboro) a causa del huracán Irene y, se cancelaron todos los vuelos entrantes, internacionales y de cabotaje, a partir del mediodía de este sábado.

El subdirector del Centro Nacional de Huracanes, Ed Rappaport, alertó que por el tamaño y la fuerza del huracán, Irene será "el evento más importante, quizás, en 20 años desde un sistema tropical", ya que su desplazamiento lo realizará muy próximo a la orilla de la costa, algo atípico en este tipo de tormentas tropicales.

Rappaport explicó que "estos fenómenos meteorológicos, que siempre (...) son peores en el este, se desarrollarán esta vez muy cerca de las áreas metropolitanas".

Por su parte, Paul Wiedefeld, el director ejecutivo del aeropuerto internacional de Baltimore/Washington, afirmó a la agencia Europa Press están "controlando la terminal y el drenaje de la pista, revisando los generadores y asegurando cualquier equipamiento que pueda volarse debido a los fuertes vientos".


AMPLIAN EL ESTADO DE EMERGENCIA

El presidente estadounidense, Barack Obama, amplió el estado de emergencia
por el huracán Irene a los estados de Virginia y Massachussetts, ubicados en la costa noreste del país.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos advirtió que Irene "no disminuirá en su intensidad" para cuando alcance la costa este de Estados Unidos.

La agencia mantiene la alerta de huracán para Carolina del Norte, Massachusetts, las bahías de Delaware y Chesapeake, Nueva York, Long Island, la costa de Connecticut, Rhode Island, Martha's Vineyard y Nantucket.