1- ¿Por qué secuestraron y asesinaron a Candela?
Un mes después de que Candela Rodríguez fuera vista con vida por última vez, los investigadores del homicidio recolectaron más pistas, pero aún no pueden determinar con certeza el móvil del homicidio.

2- ¿Quién fue el autor del crimen?
Los investigadores están buscando a un sospechoso que fue nombrado por el albañil Alberto Espínola, uno de los detenidos, en su declaración indagatoria.
El mismo Espínola dijo que días antes de que se hallara el cuerpo de la nena de 11 años, el fletero Guillermo López y el verdulero Fabián Gómez le preguntaron desde dentro de un auto si había visto a la policía, ya que ellos habían tenido participación con el secuestro de la menor.
Por otra parte, entre los apresados se encuentra Hugo Elvio Bermúdez (53), un expresidiario con antecedentes narco. Cayó porque un testigo de identidad reservada lo acusó: “Hugo fue quien la mató. Se le fue la mano”.

Noticias relacionadas

El abogado Fernando Burlando, defensor de Carola Labrador, la mamá de Candela, había asegurado que el asesino de la nena de 11 años “debe estar dentro del entorno familiar: puede ser alguien que tenga actividades lícitas o ilícitas vinculadas al papá, a la tía o a otro familiar o vecino.
Luego, el letrado manifestó "entre los detenidos están los asesinos y probablemente falte más gente que pronto caerá presa".

3- ¿Candela conocía a sus captores?
Con el entrecruzamiento de llamados telefónicos se trató de establecer la relación entre los detenidos y el vínculo, si es que lo había, con la familia de la víctima.
Los estudios preliminares de la autopsia determinaron que la menor habría sido asfixiada y señalaron que fue "muy bien cuidada durante los días que permaneció cautiva". A partir del informe, los investigadores trabajan sobre la hipótesis de que la niña conocía a los hombres que la secuestraron, ya que el cuerpo no tenía marcas de ataduras hechas en vida ni signos de haber sido golpeada o violada.
Además, es casi una certeza que la chica se subió al auto de un conocido minutos después de salir de su hogar.

4- ¿A dónde iba el día que desapareció?
Candela salió de su casa a las 15.30 del lunes 22 de agosto para reunirse con amigas de un grupo scout de la Parroquia San Pablo Apóstol. Como la nena nunca llegó a destino, sus compañeras se acercaron a la casa del barrio de Hurlingham.
Esta información habría sido desmentida por un profesor y también por alguna de las amigas con las que se iba a juntar. Dos testigos dicen haberla visto a dos cuadras de su vivienda pero en dirección contraria a la parroquia.

5- ¿Qué ocurrió durante la semana que Candela estuvo en cautiverio?
"Candela se comunicó con la madre el día siguiente al que desapareció, cuando la Policía tenía los teléfonos tomados", comentó Andrés Rabinovich, abogado de Ricardo Perrotta, la expareja de Carola Labrador. El letrado afirmó que esa prueba de vida está en el expediente. A partir de ese momento, según el abogado, comenzaron "los mensajes" a través de los medios de Carola a la niña. Rabinovich consideró que esa prueba de vida pone en evidencia que la madre de Candela "conocía con quién estaba la niña".
Otro dato que se intenta aclarar está relacionado al perfil de Facebook de la menor, ya que cuatro días después de su desaparición se publicó un mensaje en esa red social. La pequeña de 11 años había publicado un mensaje antes de su secuestro y dentro del mismo varios de sus "amigos" escribieron mensajes ya cuando su búsqueda era en todo el país. El 25 de agosto pasado, una niña escribió: "Candela estamos rezando para que aparezcas", mientras que el 26 de agosto a las 8:03 desde el perfil de la niña -Cande Dbl- respondieron: "Bueno gracias".
En esa fecha Candela estaba desaparecida, por lo que trascendió que eran los familiares los que manejaban el perfil de la nena. Sin embargo, en una investigación relacionada con una desaparición o un crimen, la Policía cierra y monitorea las cuentas sin que nadie pueda administrarlas, a excepción de que la titular de la misma lo haga y puedan rastrear la computadora desde la que lo hizo.

6- ¿Carola mandaba mensajes ocultos a los secuestradores cuando hablaba ante las cámaras?
Luego de que Candela apareciera asesinada, el miércoles 31 de agosto, los investigadores dijeron que la familia les había ocultado información. ¿La familia mantenía contactos paralelos con los secuestradores?
"Si nos están escuchando libérenla. Es una criatura. Ya no sé dónde puede estar. La tienen encerrada en algún lado. Ya está chicos. Ya no pueden hacer nada. Devuélvanmela", pedía la madre ante los medios de comunicación.
"Vamos Cande. Falta poco, ya llego. No van a poder con nosotras", exhortaba la mujer cada vez que se dirigía a la pequeña, a través de las cámaras.

7- ¿Estuvo alguno de los detenidos en la calle Kiernan 992?
Faltan los resultados de las muestras de ADN que buscan determinar si algún sospechoso estuvo en el chalé de la calle Kiernan 992 donde, según rastros genéticos, sí estuvo Candela.
Gladys Cabrera es la dueña de la vivienda, que fue pintada de rosa durante el cautiverio de la nena porque se suponía que estaban por ocuparla inquilinos.
El carpintero Ramón Néstor Altamirano era el encargado de darle de comer al perro que vivía en la casa cuando los dueños no estaban, según dijeron en la causa. En los días en que Candela estuvo secuestrada hizo un trabajo también en esa vivienda.
Alfredo Monteros padre y Alfredo Monteros hijo son torneros mecánicos. Están acusados de encubrimiento y fueron excarcelados. El día 31 de agosto, cuando apareció el cadáver de la nena, fueron hasta la vivienda de Kiernan convocados por Gladys Cabrera para llevarse algunas cosas.
El fletero Damián Valenzuela también fue excarcelado y está imputado de encubrimiento. Era el dueño de la camioneta que estaba estacionada cerca de la casa. Se dijo que podría haber sido usado su vehículo para trasladar el cuerpo.

8- ¿Existieron confesiones de parte de dos de los detenidos?
En los tribunales de Morón circuló la información de que Guillermo López y Fabián Gómez –imputados ambos como “partícipes necesarios”-se habían quebrado, confesado su participación y marcado a la persona que había secuestrado a la nena hace un mes.
Sus abogados salieron a desmentirlo enérgicamente pero la historia duró horas, hasta que el panorama terminó por aclararse: el que había hablado era el albañil Fabián Alberto Espíndola, quien marcó a ambos hombres al declarar en el expediente. Él fue también quien dio el nombre del actual prófugo, al que “busca toda la Policía”, según fuentes oficiales.

9- ¿Hubo conexión policial?
Candela estuvo desaparecida 10 días y, aunque la buscaron 1.600 policías, no la hallaron. Los secuestradores se movieron con tanta impunidad que lograron tirar el cuerpo a pocas cuadras de la comisaría de Villa Tesei, en pleno día y en un descampado que había sido allanado por efectivos horas antes.
En tanto, se conoció que 5 de los celulares secuestrados pertenecen a suboficiales en actividad de la Bonaerense.
Nuestro periodista Gustavo Carabajal aseguró que “hay policías involucrados en la banda que secuestró y asesinó a Candela Sol Rodríguez”.
En la causa hay un apartado donde se investigan las fallas en el operativo de búsqueda de la menor y en la investigacion.

10- ¿Cuál es la conexión entre Carola Labrador y el Padre Julio César Grassi?
Según trascendió, cuando desapareció su hija, a una de las primeras personas a las que acudió Labrador fue al padre Julio César Grassi. Uno de los hermanos de Candela está internado y es alumno de la Fundación Felices Los Niños. Además, Candela tenía reservada una vacante para cursar el año próximo la escuela secundaria en esa fundación y habría sido Grassi quien le recomendó que contratara a Burlando como abogado.