Carola Labrador, madre de la niña asesinada Candela Rodríguez, anunció a través de un comunicado, que "no va a parar hasta encontrar al verdadero" culpable del crimen de su hija y defendió a su familia, al sostener que es "común y humilde".

"Mucho de lo que se ha dicho es una novela de (Alberto) Migré", indicó la mujer respecto a las diferentes versiones e hipótesis que trascendieron sobre que el homicidio de la niña fue por cuestiones familiares. "No tiene que haber más Candelas", sentenció.

En un comunicado leído en la sociedad de fomento "Remedios de Escalada", de la localidad bonaerense de Pablo Podestá, en la calle San Javier 2220, por un compañero de trabajo de Labrador, la mujer señaló que tiene "el corazón destrozado" y pidió justicia por su hija asesinada.

Noticias relacionadas

En principio, se había anunciado que la madre de Candela iba a ofrecer una conferencia de prensa, justo en el día en que se cumple un mes del secuestro de la nena, que derivó en el posterior asesinato.

Sin embargo, más tarde, aparentemente después de encontrarse con su abogado, Fernando Burlando, se decidió que Carola Labrador no estuviera en la rueda de prensa y que se diera a conocer allí una carta de la madre de la nena.

En la víspera, la Justicia había aceptado a la madre de la pequeña Candela como parte querellante en la causa, por lo cual puede pedir medidas de prueba en torno a la investigación del caso.

La decisión de aceptar a la madre de Candela como "particular damnificada" fue adoptada por el juez de Garantías de Morón Alfredo Meade.

Precisamente este jueves 22 de septiembre se cumple un mes del día en que Candela fue secuestrada, poco después de haber salido de su casa de la localidad de Villa Tesei para ir junto a un grupo de amigas a una reunión de scouts en una parroquia cercana.