El tribunal de la Cámara Penal II rechazó por unanimidad los planteos de nulidad formulados por las defensas técnicas de los imputados en el juicio por la desaparición de Marita Verón y ordenó la continuidad del proceso.

El tribunal integrado por los jueces Alberto César Piedrabuena, Emilio Andrés Herrera Molina y Eduardo Antonio Romero Lascano mantuvo extensas deliberaciones tras lo cual resolvió, no hacer lugar al pedido de los abogados.

Roberto Flores, Carlos Posse, Marta Toledo, Hernán Molina y López Casacci habían solicitado ayer, en el inicio del juicio, la nulidad de proceso por considerar que se había violado el derecho de defensa de los imputados.

El tribunal tampoco hizo lugar a lo peticionado por el defensor oficial, Hernán Molina, quien había solicitado pruebas psicológicas para Micaela Verón, hija de Marita, y de otras testigos que van a declarar en la causa.

Tras darse lectura de las resoluciones, se corroboraron los datos filiatorios de los imputados para continuar con el proceso que, según se estima, durará alrededor de tres meses y tiene más de un centenar de testigos.

Los 13 imputados son Humberto Juan Deroberti, Daniel Natalia Milhein, María Jesús Rivero, Víctor Angel Rivero, Andrés Alejandro González, Domingo Pascual Andrada, José Fernando Gómez, Lidia Irma Medina, María Azucena Márquez, Mariana Natalia Bustos, José Gonzalo Gómez, Carlos Alberto Luna y Cintia Paola Gaitán.

Marita Verón desapareció el 2 de abril de 2002 cuando fue captada por una red de trata mientras se dirigía a la Maternidad local para hacerse un estudio ginecológico.