Personal de la Guardia de Infantería desalojó este viernes de manera violenta la ruta 60, el departamento catamarqueño de Tinogasta, que se encontraba cortada por un grupo de manifestantes que se oponen a la producción de la minería a cielo prevista por la empresa La Alumbrera.

Como consecuencia del desalojo, varias personas sufrieron lesiones de diversa consideración y denunciaron que fueron atacados a "quemarropa" por los policías, que dispararon con itakas con balas de goma.

Poco después de las 9:00, con una orden judicial, los efectivos policiales comenzaron a desalojar la ruta 60 para permitir el paso de 12 camiones que contienen material para ser utilizados en la producción de la minera a cielo abierto.

Ante la resistencia de los manifestantes, los policías avanzaron sobre su objetivo con escudos, bastones y perros.

En ese contexto, hubo forcejeos y empujones y, luego, pedradas contra los uniformados y la respuesta con disparos de balas de goma y gases lacrimógenos.

"Que odio e impotencia me da esto. Es una vergüenza lo que pasa", indicó un manifestante.

La protesta antiminera impedía el paso de camiones con materiales para la obra. La policía desalojó la ruta y la violencia no tardó en surgir.

El bloqueo en la ruta 60 se llevó a cabo sobre la entrada al departamento catamarqueño de Tinogasta, donde se impedía el paso de varios camiones.

El corte de ruta de los ambientalistas que rechazan la minería a cielo abierto se concretó en seis puntos estratégicos que conducen a Alumbrera para impedir el paso a los proveedores y a contratistas.

La extensión del bloqueo, según fuentes locales, generó un problema de desabastecimiento en la mina.